¿Qué es un análisis DAFO?

El análisis DAFO, FODA o DOFA es quizás una de las técnicas que se ha mantenido en el tiempo como herramienta de evaluación o investigación. Sus siglas hacen referencia a: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Es bastante común para todo aquel que ha trabajado en marketing digital o dentro de una agencia de marketing digital, también es altamente conocido por quienes estudiaron comunicación social o recursos humanos.

Y es que es bastante simple, fácil de hacer y brinda buenos resultados al momento de conocer el estado actual de una marca o de tomar decisiones para realizar a futuro.

Lo importante aquí y quizás la clave para realizarlo correctamente es ser muy objetivo, realista y entender con claridad qué es realmente una fortaleza, una amenaza, una debilidad o una oportunidad.

Hay quienes dividen estas características como internas o externas para poder así aclarar mejor las 4 secciones. Consideradas de esta manera, las fortalezas y debilidades son internas y las amenazas y oportunidades son externas.

Esto quiere decir que la empresa, desde adentro, puede trabajar en sus fortalezas y debilidades. Sin embargo, no puede controlar al 100% las amenazas y las oportunidades porque estas dependen de agentes externos.



Profundicemos un poco más en cada una de estas partes con algunos ejemplos

Ejemplos de un análisis DAFO

1. Debilidades

Dentro de estas, vamos a mencionar a todos aquellos elementos, situaciones o falta de recursos que una empresa tiene de forma interna. Por ejemplo:

● Poco capital humano

● Bajo presupuesto para invertir

● No hay seguimiento en las tareas

● Ubicación geográfica desfavorable

● Tiempos lentos de producción

Con estos ejemplos podemos notar que todas son cosas que la empresa puede solucionar. Depende de ellos conseguir un mayor capital humano, hacer inversiones que generen un mayor retorno para ser autosustentables, designar a un responsable de hacer seguimiento a las tareas.

Incluso conseguir una mejor ubicación es tarea interna de la empresa, por más que parezca algo externo. Opciones fuera hay millones, pero el cambio realmente depende del tiempo, esfuerzo y dinero que la compañía invierta en ello.

Asimismo, los tiempos de producción, que seguramente se ven afectados por el poco personal, al solucionar un punto, verán mejoras en otros.

2. Amenazas

En el caso de las amenazas, aunque tienen una connotación negativa como las debilidades, en estas la empresa no tiene un control como tal. Un gran ejemplo muy actual es la pandemia del COVID-19.

Otros ejemplos pueden ser:

● Retrasos en los tiempos de los distribuidores

● Problemas al legalizar documentos o trámites

● Aumento de costos en la materia prima

● Mucha competencia dentro del rubro

Aquí vemos aspectos que se escapan de las manos de la empresa y a los cuales debe adaptarse. Sin embargo, es importante tener planes de acción para estar mejor preparado frente a cualquier posible amenaza.

Justo para esto es que se realiza un análisis DAFO, de esta manera podrás tener un plan de contingencia y estar de alguna forma preparado para sobrellevar las amenazas con el menor daño posible.

De igual forma, hay que tener en cuenta que así como nadie estuvo preparado para algo tan grande como una pandemia mundial, es difícil tener certeza de que podrás cubrir cualquier amenaza. Pero si tienes algunos ases bajo la manga, sin duda será más sencillo enfrentarse a las adversidades que puedan surgir.

3. Fortalezas

Estas son la otra cara de las debilidades, son el lado bueno de esas cosas internas que tiene la empresa. Algunos de los ejemplos más comunes son:

● Buen capital financiero

● Presencia sólida en el mercado

● Altos niveles de credibilidad

● Excelentes tiempos de producción

● Retorno de la inversión óptimo

● Equipos de alto funcionamiento

● Contar con tecnologías actuales

La cantidad de fortalezas que puedes conseguir seguro son muchas, pero es aquí donde la objetividad juega un rol fundamental. Porque quizás creas que tengas el mejor equipo o el producto con mayor calidad ¿pero eso lo decides tú o tus clientes?

Es por esto que, al investigar cuáles son tus fortalezas, es importante que tengas la visión de todos los involucrados y el respaldo de tus clientes afirmando que es correcta la información.

4. Oportunidades

Por último, para los ejemplos de oportunidades, es muy importante que tengas presente la situación actual del mercado general y de tus competidores, porque es aquí donde realmente podrás saber cuáles son tus chances.

Algunos ejemplos en concreto pueden ser:

● Alta demanda de tus productos o servicios

● Incremento de ventas por temporalidad como invierno-verano, navidad, año nuevo, etc.

● Bajos costos de materia prima y distribución

● Mudanzas o cierres por parte de la competencia

Todo aquello que pase externamente y que te beneficie o te de una ventana de crecimiento, debe ir enlistado dentro de tus oportunidades.

Ahora bien, hablemos de los tipos de análisis DAFO que puedes realizar o cómo aplicarlos según el contexto que necesites. Porque la verdad es que es necesario actualizarlos cada cierto tiempo, en especial si harás un nuevo lanzamiento o algo diferente.

Tipos de matriz DAFO

Una de las usabilidades de esta herramienta es que también la puedes adaptar a las necesidades que tu empresa tenga en el momento.

Puedes hacer un análisis DAFO si necesitas contratar nuevo personal, si vas a abrir una nueva sede de tu negocio o si vas a internacionalizar tu producto.

Podríamos decir que hay matrices DAFO profesionales y personales. Lo que hemos hablado en los párrafos anteriores va más orientado a lo profesional, pero ¿qué pasa si quieres analizar el perfil de algún postulante o un miembro de equipo?

También puedes usar los beneficios de esta herramienta para conocer más a profundidad a esta persona y saber si está alineada a la empresa, cumple con lo que realmente necesitas y si te podrá aportar eso que estás buscando.

Supongamos que necesitas a una persona como creador de contenido, algunas de las fortalezas que deberías buscar son:

● Conocimientos en redacción y ortografía

● Buen uso del SEO

● Experiencia sobre los temas que vas a desarrollar en tus plataformas

● Niveles de productividad

● Manejo de tiempo

● Capacidad de investigación

En el caso de las debilidades, puedes enfocarte en aquellas que sabes que pueden mejorar dentro de tu empresa o con tus recursos. Por ejemplo, si necesita un mejor equipo para trabajar más rápido y puedes proporcionarlo, eso es una debilidad que puedes mejorar.

O si no tiene demasiada experiencia sobre uno de los temas que necesitas, puedes abrir espacios de conocimiento o asignarle a alguien que le ayude a perfeccionar lo que le falte.

En el caso de las amenazas, puedes tener en consideración que, actualmente muchas empresas están buscando creadores de contenido para sus marcas ya que el marketing de contenidos se ha vuelto un pilar fundamental. Lo que aumentará la competencia a la hora de contratar a esta persona.

Otra amenaza pueden ser las ofertas salariales que la persona reciba. Si quizás no tienes el mejor sueldo para ofrecer en comparación a otros, busca equiparar eso con diferentes beneficios que sean de interés y utilidad para el postulante.

En cuanto a las oportunidades, contar con alguien especializado en lo que necesitas, que llegue con ojos frescos y nuevas ideas siempre será de valor para tu empresa.

Además, cuando alguien nuevo se suma a los equipos llega sin los vicios que quizás ya tienen algunos compañeros y genera un cambio en el clima al sumar el aspecto de lo nuevo.

Así, con la ayuda de tu análisis DAFO, podrás saber si es realmente una buena opción invertir o no en esta persona o quizás ajustar algunas cosas para quedarte con ella superando a la competencia.

Si estás necesitando un vendedor, es mejor contar con uno excelente que con 3 que no cumplan las expectativas. O si necesitas un diseñador, será mucho más rentable invertir en uno muy bueno con equipos de calidad que intentar resolver tú mismo lo que necesites con algún programa online.

Usa siempre el análisis DAFO para conocer las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de cualquier aspecto de tu negocio en el que vayas a invertir esfuerzo, tiempo y dinero.

De esta forma, podrás estar más seguro de la decisión que vayas a tomar y preparado ante las eventualidades que van más allá de tus manos, siendo este el caso de las amenazas y oportunidades.

Porque, aunque las oportunidades tengan una connotación positiva o creamos que son ventanas al éxito, si no estamos preparados para tomarlas, las podemos perder y junto a ellas dejar ir opciones que quizás eran justo lo que necesitábamos.

Si aún sientes que necesitas más información sobre los análisis DAFO, en internet puedes conseguir miles de ejemplos de cómo hacerlos o de qué elementos tomar en cuenta al momento de establecer tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Incluso, puedes conseguir los de marcas enormes como Disney, Coca Cola o Airbnb, lo cual te permitirá tener una visión ampliada de cómo se manejan las grandes empresas y de cuáles podrían ser los elementos que debas tener presente en un futuro.

Finalmente, queremos invitarte a que compartas esta información con tus líderes de equipo o con aquellos que se convierten en tu mano derecha al momento de tomar decisiones.

Este artículo les ayudará a trabajar de la mano con la misma información y les permitirá orientar los esfuerzos hacia el mismo norte.

Emanuel Olivier