Un emprendedor de 67 años premiado por su aplicación que permite prestar atención médica en 30 segundos

El primer objetivo de un emprendedor, si quiere que su proyecto salga adelante, es cubrir una necesidad del mercado. Ni más ni menos que lo que lanzó, tras la pandemia, Ramiro López, quien a sus 67 años puso en marcha Mundimed, una app sanitaria, aparentemente como tantas otras, pero con al menos cuatro peculiaridades que la están haciendo crecer como la espuma entre los negocios y la población mayor: su inmediatez, su rango de cobertura médica, su facilidad de acceso y su escaso coste.

Se trata de una plataforma digital, pionera de la telemedicina privada en Europa, que proporciona a sus asociados acceso a un cuadro médico con cerca de un centenar de especialistas, en menos de 30 o 40 segundos desde que el paciente realiza el contacto, que puede ser las 24 horas del día, desde cualquier parte del mundo, y por un precio de 3,95 euros al mes. “¿Se pude pedir más?”, se preguntó retóricamente este emprendedor senior, que estuvo apenas unos meses jubilado, después de toda una vida profesional dedicado a la radio comercial –tiene Antenas y Micrófonos de oro, concedidos por la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España– antes de volver al ruedo de los negocios.

No en vano, su proyecto ha recibido este año el Primer Premio +50 Emprende, que otorga Generación SAVIA, la iniciativa de la Fundación Endesa que reconoce la capacidad de crear negocios y el talento de los profesionales de más de 50 años. Mundimed ha superado las iniciativas novedosas de otros 164 emprendedores senior.

La intención de su creador es que todo el mundo pudiese ser atendido en tiempo récord por un médico

“Vi una oportunidad de negocio, una ocasión de atender correctamente a muchísimas personas que, para recibir asistencia médica, necesitaban y siguen necesitando tres años después, días y a veces semanas para ser atendidos, y meses para ser intervenidos, en listas de espera que muchas veces no distinguen entre sanidad pública y privada”, indicó Ramiro López, que pensó que su forma de aportar algo a la sociedad era crear un acceso una consulta médica rápida, “pero además de una forma actualizada, con un sistema que fuese moderno, rápido, fácil, accesible… para que todo el mundo tuviese en la palma de la mano un profesional de la Medicina y que se pudiera manejar para ser atendido”.

Mundimed es un proyecto de acceso a un cuadro con un centenar de profesionales de medicina primaria, que tienen la potestad de prescribir a su vez un especialista en cuestión de una o dos horas máximo. Mediante la cual el paciente tiene una videollamada en alta definición y durante el tempo que precise. “Nada de 15 minutos por persona, sino la cantidad que crea necesaria para ver satisfecho su problema de salud”. Si necesita una receta electrónica, “se la hacemos también en el momento, y le indicamos, según la zona en la que viva, dónde está la farmacia más próxima para conseguir el medicamento”.

También, si necesita ambulancia, “se le envía a la puerta de casa, por cuenta del Sistema Nacional de Salud. Porque desde que puse en marcha Mundimed, mi intención era permitir el acceso directo, rápido e inmediato a la mejor atención sanitaria posible, desde cualquier lugar del mundo, sin límite de llamadas. Y en la que es el médico el que siempre va a estar pendiente de uno, y no al revés”, señaló este emprendedor, que especificó que, durante los 365 días de año, la app tiene la opción de atender en 127 idiomas. “Con tantas ventajas, y a este precio, es un servicio especialmente pensado para colectivos vulnerables, que no pueden pagarse una carísima póliza privada, y también para las personas mayores, que llega un momento en el cual se les presta muy poca atención en sus seguros”.

La app utiliza la tecnología Near Eye Contact, para que el paciente sienta que el médico está a su lado

Ramiro López aseguró que, si les llega una persona de 80, 85, 90 años de edad, “no se le va a exigir ningún tipo de examen médico, ningún informe previo. Simplemente darse de alta, y a partir de ese momento empieza a disfrutar pues de todas las ventajas de tener un médico en la palma de su mano”. Como le gusta decir a este emprendedor senior, “usted no espera al médico, sino que es el médico el que le espera a usted. Y con con el mejor big data sanitario a base de inteligencia artificial, que nos sitúa a la vanguardia europea, gracias a nuestro exclusivo sistema Mundimed Doctor Rooms, que utiliza la tecnología Near Eye Contact para que, a pesar de que se trate de una videollamada, el paciente sienta que el médico está a su lado”.

Pero además de dirigirse a los ciudadanos particulares, Mundimed, que cuenta ya con 350.000 asociados a su plataforma, trabaja también con los negocios, a los que ofrece convertirse en un complemento que poner a disposición de sus empleados, “como una especie de salario social. Ahora que se habla tano de la preocupación por las plantillas y por su bienestar, las pymes pueden regalar al trabajador y su familia este servicio, por un coste sumamente asequible”, concluye este emprendedor que lleva invertidos en el proyecto cerca de 400.000 euros, “que han dejado temblando mi plan de pensiones”. En cinco años, apunta su plan de negocio, “esa cifra de afiliados habrá crecido hasta los cinco millones de usuarios”.

Momento en el cual Ramiro no piensa dejar que el negocio vaya solo para iniciar otra aventura. “Es que mi equipo y yo estamos ya en otra idea de negocio. Hace un mes aproximadamente, el ministro de Sanidad anunció que se van a invertir 1.300 millones para hacer un mayor seguimiento a los mayores que están solos, y evitar tengan que irse a una residencia. Pues bien, nosotros tenemos diseñado un sistema que se llama Mundimed En Mi Casa, consistente en una especie de monitorización permanente de esos mayores, para estar en contacto habitual, controlando prácticamente todos los parámetros, todas las rutinas de la persona, para que sigan confortablemente instaladas en su hogar, y con la tranquilidad para sus familias de que están bajo la supervisión de médicos y no de teleoperadores”.

Jaime Rodríguez

Deja una respuesta