15 spots históricos que brillaron en El Sol

15 spots históricos que brillaron en El Sol

La 38ª edición de El Sol. El Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria desenrollará la alfombra roja el próximo jueves en la ciudad de Málaga, la ciudad anfitriona del prestigioso certamen desde el año pasado.

Muy cerca de la capital malagueña, en Marbella para más señas, se celebró allá por 1986 la primera edición de El Sol, que nació como una iniciativa de la Asociación Española de Agencias de Publicitaria, la actual Asociación de Agencias de Creatividad Transformadora, para dar fuelle a la creatividad en la publicidad española.

Cuando levantó por primera vez el telón en 1986, El Sol ni siquiera portaba la denominación actual y se llamaba Festival de Cine y Televisión porque estaba especialmente consagrado a la publicidad nacida al calor de estos dos medios.

En su segunda edición El Sol hizo las maletas y se trasladó hasta San Sebastián, ciudad a la que el certamen estuvo ligado durante un cuarto de siglo. Siete años después de su debut, en 1993, el festival estrenó una sección de nueva hornada, Gráfica, a la que se unieron en los años sucesivos más categorías (18 actualmente ).

El Sol lleva casi cuatro décadas premiando la mejor publicidad española e iberoamericana

Una década más tarde, en 2003, el certamen decidió abrirse a la publicidad oriunda de todos los países de habla hispana y portuguesa y cambió su denominación a El Sol. Festival Publicitario Iberoamericano. En 2008 El Sol volvió a pasar de nuevo por la pila bautismal para ser rebautizado con el nombre de El Sol. El Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria.

En 2012 el certamen cambió su sede a Bilbao, donde El Sol se celebró hasta 2019, año en que el festival se mudó a Madrid. Y desde el año 2023 El Sol tiene fijada su residencia en Málaga.

Desde que saliera del cascarón en 1986, El Sol ha sufrido múltiples cambios que se han mirado de alguna manera en el espejo de la profunda transformación que ha tenido lugar en la industria publicitaria en los últimos 38 años.

No obstante, si algo no ha cambiado en El Sol es que los spots nacidos al calor de este festival (aquellos que fueron, de hecho, su única y primigenia materia) siguen siendo los que acaparan habitualmente más focos en el festival.

Al fin y al cabo, en El Sol han sido galardonados algunos de los anuncios más icónicos de la publicidad española e iberoamericana, de esos que tienen la virtud de adosarse como lapas a los ojos de espectador y seguir titilando en sus retinas muchos años después de haberlos visto por primera vez.

Con motivo de la 38º edición de El Sol, en MarketingDirecto.com hemos querido echar la vista atrás para recordar algunos de los mejores spots condecorados con el codiciado Gran Premio de la sección TV/Cine (Film en la actualidad) del festival.

1. «Restaurante» – La Casera – RZR (1986)

«Restaurante» fue el primer spot en alzarse con un Gran Premio en El Sol. Este anuncio es en realidad una iteración de otra de serie de spots tan histórica o más que esta icónica pieza de la agencia Rilova Zamorano y Rodríguez (RZR): «Si no hay Casera, nos vamos». En los anuncios nacidos al calor de este lema, que vio la luz en 1982 y La Despensa ha recuperado recientemente en un nuevo spot, la gente pedía La Casera en espacios públicos y tomaba la determinación de largarse con su dinero a otra parte si no podían regar el gaznate con tan deliciosa bebida carbonatada.

«Restaurante» y los spots que les escoltarían más tarde, cuyo «claim» era «Ahora pido Casera, y como no hay…», le daban una vuelta de tuerca a «Si no hay Casera, nos vamos» a través de desopilantes situaciones en las que los protagonistas pedían La Casera en lugares donde no esperaban a bote pronto que sirvieran esta bebida para tomar las de Villadiego y escabullirse (sin éxito) de tesituras en modo alguno agradables. En el caso del spot condecorado con el Gran Premio en la edición inaugural de El Sol el protagonista decidía incursionar con su pareja en un restaurante de lujo y, al ser confrontado con su carísimo menú, decidía pedir La Casera con la que esperanza de que no hubiera y poder hacer un «simpa» con la cabeza alta (si bien la jugada termina saliéndole lógicamente mal).

2. «Aprende a ver la televisión» – RTVE – Contrapunto (1989)

Integrada por dos spots («Patinete» y «Maleta»), la campaña «Aprende a ver la televisión» no solo conquistó el máximo galardón en El Sol sino que tuvo también el honor de otorgar su primer Grand Prix a España en Cannes Lions. Y pese a cargar con más de tres décadas sobre sus espaldas, sigue siendo a día de hoy una de las campañas más recordadas en tierras patrias. Su mensaje (que ver tanta televisión no era un hábito en modo saludable para los niños) era, al fin y al cabo, extraordinariamente osado viniendo de un anunciante como RTVE. Sin embargo, en el hecho de que «Aprende a ver la televisión» haya echado raíces tan profundas en la memoria de los españoles influye probablemente sobre todo y ante todo su carismática protagonista: la perrita Pippin.

3. «Espermatozoides» – Volkswagen – Tandem DDB Neeham Campmany Guasch (1991)

Tan sencillo como eficaz, «Espermatozoides» logró romper moldes en su día en la publicidad automovilística, acostumbrada a confrontar al espectador con primerísimos planos de vehículos en sus anuncios. En este spot de Volkswagen no se mostraba en ningún momento el producto (el Golf GTI para más señas), pero su «storytelling», ingenioso y magnético a partes iguales, condesaba a la perfección el principal rasgo del coche que allí se promocionaba: su rapidez.

4. «Cabrero» – Mitsubishi – Alta Definición (1994)

Protagonizado por un Jesús Cabrero Velasco, un entrañable cabrero natural de Majaelrayo (Guadalajara), este spot titila aún fuerza en las retinas de quienes son lo suficientemente talludos para haber asistido en su lanzamiento en la pequeña pantalla, cuyas pausas publicitarias se hicieron definitivamente menos tediosas gracias a esta recordada pieza de Mitsubishi. «Cabrero» bebía de la actualidad política y social de la época y mencionaba en un increíble ejercicio de audacia a personajes como José María Ruiz Mateos, Isabel Preyler y Miguel Boyer y se atrevía incluso a mofarse de la mala racha del Real Madrid, cuyo brillo quedó totalmente opacado en los inicios de los 90 por el Barça, rebautizado por aquel entonces con el sobrenombre de «Dream Team».

5. «Bebés» – Pepsi – Tiempo BBDO (1996)

«Bebés» es un anuncio recordado por su divertida irreverencia, que le venía como anillo al dedo a una marca, Pepsi, que aspiraba a posicionarse como alternativa al refresco de cola que todo el mundo bebía (y que solo por ello resultaba inevitablemente también mucho más aburrido): Coca-Cola. En el anuncio tres madres pasean a sus bebés mientras hacen grandilocuentes (y soporíferos) planes de futuro para ellos, que parecen rebelarse contra los ambiciosos proyectos de sus progenitoras con atronadores berridos. Ya en la edad adulta los protagonistas de «Bebés» continúan pegando berridos, pero en esta ocasión sobre el escenario, pues no se han convertido en diplomáticos ni procuradores ni notarios como querían sus madres sino en aguerridos rockeros. «Cambia el guion» era el eslogan de este anuncio, en el que sonaba además la mítica canción «Chup Chup» de la banda asturiana Australian Blonde.

Continúa en la siguiente página>>>

Esther Lastra

Jose Manuel Fuentes Prieto

Emprendedor en internet y, enamorado de las iniciativas sociales que surgen en torno a colectivos mas vulnerables. Desde el Gabinete de Comunicación edita webs enfocadas en los emprendedores y teletrabajadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *