Cómo está cambiado la digitalización a las Pymes

La digitalización ha llevado a todos los ámbitos del mundo empresarial, obviamente, las pymes no son ajenas a ello, y, de hecho, el impacto que la digitalización está teniendo sobre las pequeñas y medianas empresas es notable.

Si no hace mucho repasamos en un artículo los obstáculos para digitalizar las pymes que, según las propias empresas, existían en la actualidad, ahora nos hacemos eco de un informe muy interesante y que nos muestra algunas líneas maestras para entender cómo la digitalización, efectivamente está cambiando el rumbo de la pequeña y mediana empresa.

El informe, de Fundación Telefónica, lleva por nombre La Sociedad Digital en España 2020-2021: El año en que todo cambió.  Se trata, efectivamente, de un nombre clarificador, ya que, efectivamente, a todos los efectos se considera que la pandemia de coronavirus, y los efectos laterales en el ámbito de la empresa, van a suponer un antes y un después en la digitalización de todos los sectores independientemente del tamaño de las compañías.

De hecho, una de las conclusiones fundamentales de este informe es rotunda: la digitalización es un camino clave, de no retorno, para la recuperación empresarial (y social). El estudio remarca la importancia de la digitalización en un entorno laboral complejo como el que ha generado el coronavirus, como una muestra de la importancia que va tomando la incorporación de los procesos digitales a las empresas. Con la prueba palpable de la mejor capacidad de reacción ante la situación de aquellas empresas con un mayor grado de digitalización frente a otras.

El informe nos muestra datos como las tecnologías que han continuado creciendo durante 2020 como la robótica industrial o la IoT orientada al entorno empresarial, no en vano, esta última, es una de las tecnologías de nuevo cuño más utilizadas por las pymes en nuestro país.



Quién utiliza más las nuevas tecnologías

En este punto se envuelven remarcar las carencias del sector pyme frente a la gran empresa. De hecho, sigue siendo las grandes empresas las que utilizan en mayor medida los nuevos avances tecnológicos.

Si bien, es cierto, que las pymes cada vez son más conscientes de la importancia de la digitalización como herramienta de futuro, los procesos de implementación están siendo más lentos, y se están encontrando con más obstáculos. Frente a ellos, y para tratar de minimizar sus efectos, encontramos campañas institucionales dirigidas desde el ámbito europeo, como la reciente aprobación de ayudas orientadas precisamente a la digitalización de las pymes de la Comisión Europea.

Un camino sin retorno

Probablemente, una de las mayores enseñanzas no médicas ni sociales que nos ha dejado la pandemia es la tremenda necesidad de modernizar nuestra relación con los entornos empresariales.

Aunque se pone como ejemplo clave el teletrabajo, lo cierto es que va mucho más allá. Estamos hablando de las estructuras de digitalización que son capaces de soportar la propia vida empresarial de las compañías. Estamos hablando a la vez, de un mundo cada vez más digitalizado donde, por ejemplo, en nuestro país, en 2020 más del 80% de la población se conectó más de una vez al día a Internet. Estamos hablando de un camino sin retorno en el cual, cuánto antes sé avance en los procesos necesarios dentro de las pymes más rápidos serán los avances para su mejora e integración en los nuevos entornos tecnológicos.

Gestión Pyme