Descubre cómo vestir para una entrevista de trabajo

Descubre cómo vestir para una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo dentro de poco? ¿No sabes si elegir un estilo formal o informal? ¿Te preguntas qué colores son los más acertados? En la siguiente lectura te damos toda la información.

Saber cómo vestir para una entrevista de trabajo puede ser tan estresante como el propio proceso selectivo. Al fin y al cabo, tu aspecto, las prendas que eliges y hasta el color de la ropa, son tu carta de presentación. Todo cuenta y cada detalle ofrece información muy concreta sobre ti. Ahora bien, puedes salir airoso/a, si te esfuerzas en la preparación.

Lo ideal es encontrar ese estilo con el que sientas comodidad y que se ajuste también a tu personalidad. Si logras un buen equilibrio entre lo informal y lo profesional, el éxito estará casi asegurado. Tu buena comunicación, resolución y un excelente currículum, harán el resto. Te proponemos profundizar un poco más en el tema.

«La vida no se trata de encontrarse, sino de crearse a uno mismo».

~ George Bernard Shaw ~

Claves sobre cómo vestir para una entrevista de trabajo

En una entrevista de laboral importa lo que se dice, lo que se hace y cómo no, aquello que se muestra. Esto es algo que sin duda ya sabes y que te puede generar cierta preocupación. Es más, tal y como describe en una publicación de Frontiers in Psychology, las primeras impresiones tienen una gran relevancia en los procesos de selección de personal. No obstante, no entres en pánico.

El secreto para tener éxito está en la previsión y la buena preparación. Y la psicología es esa gran herramienta capaz de darte los mejores consejos en este ámbito. Los colores que elijas, saber el tipo de empresa a la que te presentas y hasta elegir bien los complementos, serán tus aliados. Toma nota de las estrategias que pueden favorecerte.

Psicología del color para las entrevistas

El fascinante universo de los colores tiene un impacto en las emociones, percepciones y comportamientos. Así lo ha demostrado la investigación científica sobre este tema. Los estudios sobre la psicología del color aumentaron en la última década; sin embargo, aún se encuentran en una etapa incipiente de desarrollo.

Aunque su aplicación en el mundo real requiere de un poco de prudencia, ya que no se ha comprobado del todo su efectividad, eso no significa que no puedas aprovechar algunos de sus postulados para tener más éxito en una entrevista.

Ten siempre en cuenta que utilizar los tonos correctos en tu ropa podría influir en el buen resultado de la entrevista. Enseguida exponemos las claves.

Proceso selectivo en empresa tradicional

Si el proceso selectivo es en un sector vinculado a los negocios, la banca o el derecho, elige prendas básicas como blazers o americanas de un tono de azul oscuro. También el gris y el negro dan una imagen de confianza, de seguridad y resolución. Además, no te olvides de combinar esta paleta de colores con el blanco, en especial en las camisas.

Es un outfit muy clásico, es cierto, pero 100 % acertado en estos escenarios. Por otro lado, es posible dar una pincelada de originalidad con una corbata, calcetines o collares de tonalidades más desenfadadas. De ese modo, dejarás alguna pista de tu personalidad para destacar frente al resto de candidatos.

Proceso selectivo en empresa orientada a la innovación

Si te preguntas cómo vestir para una entrevista de trabajo en un sector menos tradicional, también hay ciertas estrategias.

En caso de que te presentes a una startup, una compañía de marketing, publicidad o cualquier ámbito creativo e innovador, lo ideal es que seas original. El secreto en este ámbito es demostrar tu individualidad y estilo propio. Apunta algunos consejos:

  • Colores: en este caso, los tonos vibrantes son muy apropiados. El color turquesa transmite confianza; el verde esmeralda, frescura y renovación; el morado, creatividad; el amarillo ocre, un toque de atrevimiento sin abrumar.
  • Ajuste y comodidad: asegúrate de que tu ropa te quede bien y te haga sentir cómodo/a. Si estás en sintonía con lo que llevas, no te molesta y esos colores van también con tu personalidad, sentirás más seguridad durante el proceso.
  • Detalles y accesorios: los detalles siempre marcan la diferencia. Opta por accesorios originales, como una bufanda colorida, un par de zapatos llamativos o una pieza de joyería de tonalidades atractivas que destaquen tu estilo personal.
  • Evita excesos: aunque quieras mostrar tu estilo creativo, evita los estampados excesivos. Mantén el equilibrio para que tu atuendo sea atractivo, pero sin derivar nunca en elementos distractores que enturbien la propia entrevista.
  • Creatividad y profesionalidad: opta por un atuendo que combine lo original con lo profesional, lo llamativo con lo elegante. Por ejemplo, una chaqueta más bien neutra combinada con una camisa de colores brillantes o con un estampado único. Evita los jeans o vaqueros, mejor un pantalón o falda también de tonalidad neutra.

Las tonalidades más coloridas, como el morado, el verde y el amarillo son apropiados para empleos con roles creativos.

Consejos generales para elegir bien la ropa

Un estudio, divulgado en la revista Tekstilna Industrijademuestra cómo, a veces, un pequeño detalle en tu ropa permite adoptar otra personalidad. Aquello que llevas te define, te cambia, crea una nueva imagen de ti. Por esto mismo es tan decisivo saber cómo vestir para una entrevista de trabajo. Un solo matiz quizás sea la clave del éxito. Mira algunos consejos.

1. Investiga la cultura de la empresa

Antes de la entrevista es decisivo que te informes sobre la organización a la que te presentas. Averigua su cultura, sus valores y trayectoria. Procura descubrir qué estilo de ropa suelen vestir sus empleados.

Todos estos datos los puedes encontrar en su página web, en redes sociales o, incluso, acudiendo a la propia empresa antes de tu proceso selectivo.

2. Opta por la formalidad

Siempre es mejor ser demasiado formal que caer en el exceso del desenfado. Apuesta por los colores neutros como el blanco, negro, beige, marrón y combínalos con algún detalle o pequeño complemento original.

3. Prendas clásicas

Para hombres, los trajes con corbata son apropiados en la mayoría de las situaciones. Para mujeres, es bueno apostar por el clásico pantalón o falda, blusa o camisa y blazer. Evita colores llamativos como el rojo, el rosa chicle, las tonalidades iridiscentes y los estampados excesivos. No generan confianza.

4. La pulcritud

Asegúrate en todos los casos de que el outfit esté limpio, planchado y en buen estado. No te olvides de los zapatos, a ser posible pulidos y relucientes.

5. Qué ponerte en entrevistas virtuales

En la actualidad, son cada vez más frecuentes las entrevistas de trabajo virtuales. En este caso es importante vestirte por completo y no solo la parte de arriba. Los colores neutros y pasteles serán tus mejores alternativas. Sin embargo, hay un matiz, para procesos selectivos por videollamada elige americanas o blusas con los hombros bien ajustados. Transmiten seguridad.

6. Sí a los bolsos o carteras

Los complementos dan esa pincelada de elegancia y profesionalidad en toda entrevista. Trata que la cartera o bolso que lleves no sean demasiado grandes y estén a juego con tus zapatos. En su interior debe ir tu currículum.

7. Qué no llevar en una entrevista

Saber cómo vestir para una entrevista de trabajo implica, a su vez, tener claras esas líneas rojas que nunca se deben sortear. Toma nota de los elementos que debes evitar en un proceso selectivo:

  • Ropa muy ajustada o faldas cortas.
  • Chaquetas y zapatos de tonalidades brillantes.
  • Ropa que tenga algún mensaje o palabra escrita.
  • Llevar un estilo de ropa con el que te sientas incómodo.
  • No te pongas gafas de sol o joyas que hagan demasiado ruido

La importancia de la buena impresión en las entrevistas

Es normal que te preocupe elegir la mejor vestimenta para una entrevista de trabajo. Al fin y al cabo, tu imagen puede conformar el 50 % de tu éxito. No obstante, ten en cuenta un detalle: tu actitud, habilidades y experiencia dan fuerza y carisma al atuendo elegido. De nada sirve ir elegante, si apenas sabes comunicarte.

Asimismo, está muy bien buscar un tipo de ropa que se ajuste al 200 % a la cultura de la empresa a la que te postulas. Pero no olvides demostrar también tu propio estilo en los pequeños detalles. A veces, una corbata original o un bolso, dicen mucho de ti y marcan la diferencia frente al resto. No dudes en destacar siempre que puedas.

Valeria Sabater.

Jose Manuel Fuentes Prieto

Emprendedor en internet y, enamorado de las iniciativas sociales que surgen en torno a colectivos mas vulnerables. Desde el Gabinete de Comunicación edita webs enfocadas en los emprendedores y teletrabajadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *