Por qué a muchos profesionales del marketing y la publicidad les aterra ir al trabajo cada día

Por qué a muchos profesionales del marketing y la publicidad les aterra ir al trabajo cada día

Casi una quinta parte de los profesionales del marketing, la publicidad y los medios arrastra las pesadas cadenas de la ansiedad en su día a día laboral. A muchos de ellos les acogota hasta límites insospechados la imprevisibilidad que lastra a su profesión. La inteligencia artificial (IA) y el comportamiento inapropiado por parte de los superiores dispara asimismo los niveles de ansiedad de los profesionales del marketing, la publicidad y los medios.

De acuerdo con un reciente estudio global de la app con el foco puesto el «mindfulness» Headspace, al 53% de quienes se desenvuelven profesionalmente en la arena del marketing, la publicidad y los medios le aterra ir a trabajar al menos una vez a la semana como consecuencia de su baqueteada salud mental.

El informe de Headspace concluye que la zozobra por acudir al trabajo acecha a diario al 19% de los profesionales del marketing, la publicidad y los medios. En esta industria es motivo de preocupación la falta de estabilidad que acucia a buena parte de los trabajadores y que les hace sentir a merced de la imprevisibilidad.

Más de la mitad de los profesionales consultados, el 51%, dice tener un sentimiento constante de imprevisibilidad en el trabajo y al 42% le genera desasosiego que su puesto de trabajo pueda eventualmente ser reemplazado por la cada vez más ubicua IA.

El 31% de los profesionales del marketing, la publicidad y los medios sufre además el síndrome de «burnout» como consecuencia del aumento de la carga de trabajo y el déficit de trabajadores en la plantilla.

El deterioro de la salud mental en particularmente conspicuo entre los millennials

La buena noticia es que el 93% de los consultados asegura que la empresa que le tiene en nómina pone a su disposición programas para mejorar la salud mental. Y el 88% hace uso regularmente de tales programas.

El 95% de los consultados declara además haber hecho algo para mejorar su salud mental y emocional en el transcurso del último año. El 40% señala que ello le ha ayudado a mejorar sus relaciones con sus colegas de trabajo, mientras que el 39% da cuenta de una mejora en su actitud positiva hacia el trabajo, lo cual ha reducido en último términos sus niveles de estrés y le ha permitido acometer mejor sus tareas profesionales.

La inmensa mayoría de los trabajadores, el 94%, afirma que sus superiores hablan sin pudor sobre su propio bienestar y su propia salud mental. Sin embargo, solo el 66% de los consultados contempla como positivo que sus líderes se abran sobre sus propios problemas de salud mental.

En cuanto a las tendencias de naturaleza global que más impacto tienen en la salud mental de los trabajadores, laceran particularmente el bienestar de los consultados la incertidumbre económica (40%), la incertidumbre política (31%), las desigualdades de las que son víctimas comunidades marginadas (31%) y el incremento de la violencia (31%).

Por generaciones, los millennials parecen ser los más afectados por el deterioro de su propia salud mental. El 36% de los trabajadores adscritos a la Generación del Milenio se sienten peor que el año anterior. En cambio, la Generación Z se ufana de tener una mayor resiliencia a la hora de bregar con los cambios constantes que se suceden en el universo laboral.

Esther Lastra

Jose Manuel Fuentes Prieto

Emprendedor en internet y, enamorado de las iniciativas sociales que surgen en torno a colectivos mas vulnerables. Desde el Gabinete de Comunicación edita webs enfocadas en los emprendedores y teletrabajadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *