Tres cuestiones que los autónomos deben tener en cuenta antes de trabajar para una Administración

Tres cuestiones que los autónomos deben tener en cuenta antes de trabajar para una Administración

Muchos autónomos acabarán trabajando para la Administración en los próximos años cuando comiencen a distribuirse los 140.000 millones de euros que España va a recibir de los Fondos Europeos. Buena parte de ese dinero se transformará en licitaciones públicas a las que los trabajadores por cuenta propia y pequeños negocios van a tener el derecho de acceder. Si bien, trabajar para el Estado es “complejo y los negocios interesados deben saber antes a lo que se enfrentan” dijo el presidente de la Asociación de Empresas Contratistas Con las Administraciones Públicas de España y Otros Estados, (AESMIDE), Gerardo Sánchez.

El objetivo que persigue el Gobierno con la ejecución de los fondos es transformar y modernizar el tejido productivo del país. Para conseguir este hito, Moncloa ha dicho en varias ocasiones que los planes implementados deben alcanzar hasta la última milla, es decir,  a los trabajadores autónomos. “Hay una gran expectación con respecto a la llegada de los Fondos. Son 140.000 millones de euros que van a tener que distribuirse en los próximos cinco años y entre las empresas hay una gran incertidumbre sobre cómo van a poder acceder” dijo Sánchez.

El presidente de AESMIDE aseguró que de una u otra forma los autónomos y pequeños negocios van a poder acceder a los Fondos. Bien sea siendo beneficiario él mismo de la propia licitación pública, o bien mediante la subcontratación que le haga una gran empresa que haya accedido a un proyecto. En cualquiera de los casos, el experto recomendó a las actividades tener “paciencia” a la hora de buscar y estudiar las diferentes licitaciones que todos los Ministerios publicarán paulatinamente en los próximos meses. Y, sobre todo, estar preparado para trabajar para la administración. A su modo de ver, estos son los tres aspectos que deberían conocer todos los autónomos antes de acceder a una licitación.



1.- Los autónomos pueden competir en precio

Uno de los primeros aspectos que el presidente de AESMIDE, Gerardo Sánchez, considera fundamental es que los trabajadores por cuenta propia sepan antes de empezar a trabajar para la Administración es que ésta trabaja mediante licitaciones, que en la mayoría de los casos tienen un presupuesto muy justo. “En muchas ocasiones los contratos públicos que saca el Estado son por debajo del valor real de las cosas” dijo Sánchez. Que señaló que los organismos públicos «liciten a la baja es un aspecto con el que no estamos de acuerdo”.

Este presupuesto tan ajustado puede ser, en algunos casos, una ventaja para los autónomos ya que pueden, según el experto, establecer precios más competitivos al no tener, por ejemplo, el gran gasto de personal que tienen las grandes compañías. “Al Estado le da igual contratar a una gran empresa, que a una pequeña. Lo que quiere son garantías de que la entidad que adjudique sea capaz de cumplir con el contrato de trabajo después”, apuntó Sánchez.

De esta manera, “un autónomo que cumpla con los criterios de la oferta puede presentarse a una licitación pública y ganarla frente a una mediana o gran empresa. Yo conozco casos de pequeños negocios que ganaron la licitación compitiendo contra el Corte Inglés”, aseguró Sánchez. Hay que tener en cuenta que las licitaciones públicas están destinadas a cubrir cualquier tipo de servicio que requiera la Administración. Esto puede ser desde la instalación de redes eléctricas, hasta el mantenimiento de los edificios o de los vehículos, pasando por servicios de alimentación, limpieza, etc.

En este sentido, el presidente de AESMIDE comentó que, a veces, se emiten «pequeños contratos que son de cuantías muy accesibles para los autónomos. Éstos tienen que ver con las reparaciones o con el mantenimiento de infraestructuras como pintura o fontanería. A ellas acceden aquellos negocios ágiles y flexibles que sean capaces de proporcionar ese servicio rápidamente” .

2.- Se pueden juntar varios negocios para un mismo proyecto

Como se ha comentado, el objetivo final de los Fondos Europeos es transformar el tejido productivo, de tal forma que se han establecido diez políticas tractoras a través de las cuáles se podrán en marcha diferentes iniciativas que tienen que ver con la economía verde, la transición energética, el emprendimiento, la mejora de las infraestructuras o la digitalización de las empresas, entre otras. Lo que significa que algunas de las licitaciones serán muy ambiciosas. Es por ello que el presidente de AESMIDE, Gerardo Sánchez, recomendó a los autónomos asociarse e ir juntos a un mismo proyecto, para acceder aquellos que requieran un mayor número de servicios.

Sánchez, que ha sido interventor de las cuentas del Estado y ha trabajado durante años para la Administración, ha visto como diferentes compañías se han unido para canalizar juntas una misma licitación. “Lo he observado en muchas ocasiones que las empresas se agrupan mediante objetivos o intereses para conseguir una licitación. Lo que suelen hacer normalmente es crear una UTE (Unión Temporal de Empresas)” dijo. Aunque los autónomos también pueden establecer distintas alianzas entre ellos. Se trata de acuerdos al que llegan entre dos o más negocios para realizar juntos una obra o prestar un servicio determinado. De esta manera, se crea una única entidad temporal mientras dure el servicio.

“Recomiendo a los empresarios individuales, y a los autónomos, que formen un consorcio o una UTE para conseguir un proyecto público de interés común. Que lo piensen, que lo estructuren bien y que se lo planteen al organismo competente, que lo aceptará” afirmó Gerardo Sánchez. Que contó el caso reciente que conocía de un par de empresas asociadas a AESMIDE, que estaban interesadas en un proyecto de eficiencia energética y que se juntaron de distinta ramas para presentar un consorcio al Ministerio de Industria para conseguir una licitación.

En esta unión entre empresas, Sánchez aconsejó “buscar alianzas con grandes grupos y presentarse conjuntamente a la licitaciones. Es una práctica que nosotros defendemos porque, de alguna manera, la grande protege a la pequeña”.

3.- Los autónomos deben estar preparados financieramente para asumir retrasos en los pagos

Por último, el presidente de ASMIDE considera muy importante que un negocio interesado en trabajar con la administración esté “financieramente preparado para soportar los costes que supone la tardanza en el pago del objeto de contrato. Porque hay empresas y autónomos que ganan un concurso y luego no soportan que la administración les pague con tres meses de retraso y se ven abocadas prácticamente al cierre”.

Sánchez contó que si bien la actividad no cerraba, sí se veía en la obligación de renunciar al contrato. “Es algo que a la administración no le suele gustar, dado que resulta difícil que, una vez que se ha hecho una adjudicación, se suspenda ese contrato porque se necesita el informe del Consejo de Estado y se tiene que volver a emitir el concurso. Mientras ese servicio sigue sin realizarse”.

El experto explicó algún caso concreto. Pasó, por ejemplo, con la externalización de los servicios limpieza de un ministerio que se lo encargaron a una pyme y, al poco tiempo de cumplir con el plazo, la empresa tuvo que renunciar al contrato por la tardanza en el pago.

A juicio de Gerardo Sánchez, la Administración no tiene un problema de morosidad con los autónomos. No obstante, sí que reconoce que hay una tardanza en la emisión de los pagos del objetivo de contrato. “Normalmente, el Ministerio de Defensa -una de las Administraciones que más conoce Sánchez cómo trabaja- ha pagado bastante bien. Quienes suelen dilatarse más en los pagos son los ayuntamientos, son en verdad los que suelen trabajar más con los pequeños negocios” finalizó.

IVANA HARO

Jose Manuel Fuentes Prieto

Emprendedor en internet y, enamorado de las iniciativas sociales que surgen en torno a colectivos mas vulnerables. Desde el Gabinete de Comunicación edita webs enfocadas en los emprendedores y teletrabajadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.