10 fuentes de financiación empresarial que debes conocer

Si eres afín a los programas de televisión es probable que conozcas alguna de las tantas versiones de la serie Shark Tank («Negociando con tiburones»). En ella los emprendedores tienen la oportunidad de presentar servicios o productos innovadores ante empresarios exitosos en sus industrias, con el fin de buscar una financiación empresarial que les permita crecer o hacer realidad su negocio.

Ser uno de los afortunados participantes representaría una enorme oportunidad; sin embargo, muchos emprendedores no tienen tiempo que perder y deben buscar por sí mismos otras fuentes de financiación empresarial para el logro de sus objetivos o necesidades.

Si quieres conocer diversas alternativas para inyectar capital para tu negocio, en este contenido te brindamos la información necesaria.

¿Qué es la financiación empresarial?

La financiación empresarial ocurre cuando una empresa solicita o recibe capital por parte de alguna institución, entidad o socio con diferentes objetivos, como iniciar un negocio, administrarlo o expandirlo. 

Comúnmente se cree que solo las empresas pequeñas o medianas están en búsqueda de financiación empresarial, pero incluso las grandes compañías reciben inversiones de algunas fuentes. A continuación te presentamos los diversos tipos.

10 fuentes de financiamiento

1. Capital semilla

El capital semilla es una de las fuentes de financiación de una empresa que brinda apoyo inicial para que un negocio pueda comenzar su operación y consolidarse. Suele orientarse hacia nuevas empresas, centradas en ofrecer productos o servicios innovadores, que incorporen tecnología nueva o que aborden nuevos nichos de mercado.

El funcionamiento de esta fuente de financiación empresarial es muy básico: un inversor proporciona la inyección de capital a cambio de una deuda convertible o acciones de la empresa.

Esta alternativa brinda una gran oportunidad a muchos negocios de lanzar su emprendimiento y solventar los costos relacionados, como el desarrollo de los productos, el pago de salarios y los gastos de infraestructura.

Además, el dinero obtenido también se aprovecha para desarrollar campañas de marketing, crear relaciones públicas y hacer contrataciones clave.

Consejos para solicitar un capital semilla

El capital semilla requiere de una buena idea, capaz de escalar y expandirse. También debe tener un equipo fundador con mucha visión y que esté capacitado para dirigir el negocio de forma eficaz y que logre exponer el proyecto de forma detallada y clara a diferentes inversores para lograr los resultados esperados.

Un punto muy importante para solicitar esta fuente de financiación empresarial es establecer el retorno de inversión (ROI) para que tus inversionistas puedan determinar si su aportación les retribuirá beneficios.

Algunas formas en que un inversor puede obtener ganancias participar son:

  • Financiamiento de capital a cambio de una participación accionaria.
  • Deuda convertible que especifique un monto, tasa de interés y fecha de vencimiento. Suele darse cuando el emprendimiento en cuestión es difícil de valorar por el inversor.
  • Acuerdo Simple para Equidad Futura (SAFE) que es similar a la deuda convertible, pero no tiene intereses ni fecha de vencimiento. Brinda el derecho de comprar acciones en una fecha futura con una tasa de descuento.

Para obtener un capital semilla puedes acercarte a una aceleradora o incubadora, o a los fondos semilla corporativos para startups.



2. Préstamo bancario tradicional

Los préstamos de instituciones financieras tradicionales —como los bancos o las cooperativas de crédito— siguen siendo las fuentes de financiación más populares para que una empresa obtenga capital y haga realidad su emprendimiento, cumpla con sus obligaciones o se expanda.

A pesar de cumplir con todos los requisitos para solicitarlo, puede ser algo difícil calificar a este tipo de préstamo, sobre todo para nuevas empresas o aquellas que no tienen un crédito comercial establecido.

Consejos para solicitar un préstamo bancario tradicional

Si bien cada entidad bancaria requiere distintos documentos para la solicitud de un financiamiento, los más generales suelen ser los siguientes:

  • Ser una empresa formal o persona física con actividad empresarial con registro legal, acta constitutiva y poderes legales.
  • Contar con comprobante de domicilio.
  • Demostrar antigüedad en el mercado o industria en donde se desenvuelve de al menos 4 años.
  • Contar con contabilidad positiva y buenos antecedentes crediticios.
  • Comprobar ventas anuales (el monto depende de cada banco y del volumen del préstamo).

Es vital que recopiles todos los documentos e información necesarios que le aseguren al banco que eres un buen candidato.

3. Factoraje financiero

El factoraje financiero consiste en adelantar el pago de las cuentas por cobrar de una empresa para disponer de capital de forma rápida. Una de sus mayores ventajas es que reduce el riesgo de endeudamiento, pues los recursos sí pertenecen al negocio y existe la certeza de que serán cubiertos en las fechas programadas con los clientes.

Las fuentes de financiación de una empresa bajo este modelo suelen utilizarlas negocios y compañías ya establecidas, que necesitan un capital adelantado para cubrir pagos operativos, comprar insumos, pagar a proveedores, entre otros objetivos.

Consejos para solicitar un servicio de factoraje financiero

Actualmente existen varias organizaciones e instituciones que brindan este tipo de financiamiento. Todas ellas pueden variar en requisitos y tasas de interés, por lo que te recomendamos revisar varias opciones. Lo más conveniente es solicitar este tipo de préstamo si ya tienes facturas programadas, pues son estas sirven como garantía entre tu empresa y el proveedor de factoraje.

4. Friends, Family and Fools

El tipo de fuente de financiación empresarial conocida como Friends, Family and Fools (FFF) es una de las primeras alternativas a las que suelen recurrir los emprendedores. Su funcionamiento es muy sencillo: el empresario cuenta con ahorros propios para dar inicio a su proyecto y su familia, amigos y otros conocidos le brindan apoyo económico para impulsarlo.

Consejos para solicitar un financiación de Friends, Family and Fools

Puede pensarse que para pedir apoyo de la familia, amigos o conocidos basta con invitarles un café en la casa y hacer la petición. Esto puede funcionar, pero debes ser serio y presentar a estas personas tu idea de negocio y tus números. Aunque la mayoría no sean inversionistas experimentados y solo te apoyen porque te estiman, debes respetar su tiempo y, obviamente, su dinero.

Por lo tanto, al igual que como lo harías con un gran empresario, realiza una presentación profesional de tu proyecto, expón lo que necesitas para iniciar. No olvides señalar los beneficios que ellos obtendrán en caso de apoyarte con capital y en cuánto tiempo pueden esperar resultados.

5. Crowdfunding

El crowdfunding es una fuente de financiamiento empresarial colectiva o solidaria que ha ido aumentando su popularidad; tanto, que se espera que avance a una tasa de crecimiento anual compuesto del 17 % en 2026.

Este mecanismo se apoya en plataformas tecnológicas para ofrecer herramientas de capitalización sin intermediarios, e implica poner en contacto el capital disponible con algún proyecto, empresa o incluso una causa solidaria. Es una opción de recaudación de fondos muy flexible y eficiente.

Consejos para solicitar un crowdfunding

En primer lugar, es importante establecer cuánto dinero necesitas para emprender tu proyecto y determinar objetivos claros y realistas. Después de ello, y teniendo en cuenta el modelo de crowdfunding que más te convenga, debes elegir entre las diferentes plataformas que existen actualmente.

Es muy importante contar la historia de tu producto/servicio o empresa para que conecte con los usuarios de la plataforma que hayas seleccionado. Para ello, puedes hacer uso de emociones que inspiren y motiven, pero no olvides ser auténtico y que todo lo que uses a favor de tu proyecto esté alineado a los valores de tu empresa.

Considera que, para la realización de tu campaña, también debes atender a tu comunidad y brindarle información de cómo vas a cumplir con tus promesas a aquellos que realicen una donación.

6. Business Angels

Los Business Angels o ángeles inversores son personas que invierten dinero en la fase inicial de alguna compañía emergente a cambio de una participación en capital. Muchas veces estos «ángeles» también ofrecen su rol como mentores y brindan consejos y recomendaciones a los emprendedores con base en su experiencia.

Este tipo de inversores son considerados «informales» y suelen ser personas con una gran fortuna personal y una extensa experiencia en el mundo de los negocios.

Consejos para solicitar una financiación a un Business Angel

Es indispensable hacer una ardua labor de relaciones públicas y desenvolverte en eventos empresariales, donde logres entablar una conversación con este tipo de personas. Es vital que ya cuentes con una presentación de negocio bien fundamentada, atractiva y directa que logre captar su atención.

7. Financiación alternativa

La financiación alternativa se constituye por todas las fuentes de financiamiento fuera del entorno bancario; por ejemplo, existen algunos fondos creados por prestamistas particulares otorgan créditos a pequeñas y medianas empresas. Estos toman en cuenta el tamaño de la empresa y su capital actual para determinar qué tipo de financiamiento es el más adecuado para cada proyecto.

Consejos para solicitar una financiación alternativa

Aunque la financiación alternativa no se rige bajo los estándares de las entidades bancarias, sí es indispensable que elabores un plan de financiación, en el que determines la cantidad de dinero que necesitas. No olvides presentar un plan financiero, pues es el documento clave que las instituciones de financiación alternativa analizan para determinar si tu proyecto es viable o no.

8. Programas gubernamentales

En muchos países existen diferentes programas gubernamentales cuyo objetivo es impulsar a los emprendedores y pymes principalmente.

Son las fuentes de financiación más recomendadas para negocios de reciente creación, pues esta característica suele ser uno de los principales requisitos para otorgar los apoyos. También son ideales para proyectos a mediano o largo plazo y no deben considerarse como una opción de emergencia, pues suelen conllevar procesos y trámites algo tardados.

Consejos para solicitar un programa gubernamental

Los programas de apoyo gubernamentales varían en su aplicación, pero algunos aspectos que debes tener en cuenta son:

  • Acercarte a las secretarías o cámaras que apoyan tu sector.
  • Conocer las reglas operativas de los programas que te resulten atractivos.
  • Asegurarte de que cumples con los requisitos para recibir el apoyo.
  • Conocer las responsabilidades que tienes como beneficiario.
  • Tomar en consideración las penalizaciones de cada programa.
  • Contar con un proyecto de inversión para demostrar tu experiencia, compromiso y oportunidades.

Recuerda que los apoyos gubernamentales pueden variar según el lugar en donde establezcas tu empresa. Por ello, es básico mantenerte atento a las actualizaciones y convocatorias en sitios web o redes sociales.

9. Venture Capital

Venture Capital o también conocida como Capital de riesgo es un tipo de inversión que se da a través de acciones para financiar compañías de pequeño o mediano tamaño; por ejemplo, startups. Es indispensable que las empresas tengan un nivel de desarrollo básico.

Consejos para solicitar un Venture Capital

Un Venture Capital se divide en diferentes etapas:

  • Recaudación de fondos: suele tener una duración de entre 6 y 12 meses.
  • Búsqueda de inversiones: pueden durar hasta 5 años.
  • Compromiso de inversión: en esta etapa se decide en qué empresas invertir y la cantidad a destinar.
  • Gestión de inversores: es la fase en donde la inversión suele dar resultados y es indispensable diseñar un plan de salida.
  • Liquidación del fondo: es la etapa donde la inversión se cierra para distribuir y repartir los beneficios obtenidos.

Para solicitar este tipo de financiación empresarial debes estar dispuesto a ofrecer entre 25 % y 30 % del control de tu empresa.

10. Incubadoras y aceleradoras

Las incubadoras de empresas son organizaciones que apoyan al desarrollo de nuevos negocios y buscan alternativas para fortalecerlos dentro de su nicho de mercado. Por su parte, la aceleradora de negocios ayuda a las empresas a identificar sus capacidades, oportunidades de crecimiento y a diagnosticar sus barreras financieras, de gestión, tecnológicas y de mercado.

Estas fuentes de financiación son ideales para compañías de tecnología e innovación.

Consejos para ingresar a una incubadora o aceleradora

Para postularte a una incubadora de empresas debes cumplir con ciertos requisitos que pueden variar según la organización a la que te acerques, pero los más comunes son:

  • Contar con un proyecto innovador, efectivo y con potencial de crecimiento.
  • Tener un grupo de trabajo comprometido de mínimo dos personas.
  • Presentar el proyecto a mediano o largo plazo en cuanto a beneficios económicos y sociales.

Por otro lado, para acceder a una aceleradora de negocios debes ya contar con una primera versión de tu producto desarrollada, pues las aceleradoras toman en consideración proyectos que estén en fase de lanzamiento, sean innovadores y tengan un equipo de trabajo comprometido y brillante.

Ahora ya conoces cuáles son las fuentes de financiación de una empresa a las cuales puedes recurrir en caso de que necesites el apoyo de un inversión de capital para empezar o continuar con tu negocio.

Recuerda investigar y analizar muy bien cada alternativa para que elijas la que mejor se adapte tanto a tus objetivos como a las necesidades de tu proyecto.

Camilo Clavijo

Deja una respuesta