11 trabajos a tiempo parcial por los que pagan realmente bien

¿Quieres ganar un poco de dinero extra sin tener que dejar el trabajo que ya tienes? Tal vez quieras considerar la posibilidad de realizar un trabajo a tiempo parcial que le dé una alegría a tu bolsillo.

Lo bueno de muchos de esos trabajos por horas es que te permiten sacar provecho de tus aficiones y, a su vez, obtener un beneficio.

Desde dar clases de lo que más te gusta hasta pasar tiempo con animales, la cantidad de trabajos que puedes elegir es infinita.

Ya que te pones a buscar, querrás saber que hay algunos de ellos que pagan mucho mejor de lo que te imaginas y son una gran opción a valorar.



Además, la mayoría de los puestos de trabajo de la lista que ha elaborado Business Insider España no requieren ningún tipo de educación o título específico.

1. Guía turístico

El trabajo ideal para los que les apasione la historia y sean grandes narradores consiste en pasear por las calles de la ciudad contándole las maravillas de los monumentos locales a los turistas.

Como guía turístico, tu misión es hacerles conocer los secretos del destino elegido para pasar sus vacaciones haciéndolo lo más entretenido posible.

Los conocidos como free tours permiten al turista pagar la voluntad al guía, por lo que en muchas ocasiones (y más si el grupo es grande) la cantidad embolsada por el guía puede llegar a ser muy alta.

2. Cuidador de casas vacías o mascotas

Hay personas que, cuando se marchan de vacaciones, se sienten más tranquilas si dejan a una persona a cargo de su hogar para vigilar que nada ocurra (o, por ejemplo, regar las plantas) y que todo esté como lo dejaron a su vuelta.

En otros casos, hay quienes no pueden cuidar de sus mascotas durante varias horas o días y contratan a alguien para que cuide de esta.

Si eres un amante de los animales, ganar una media de 20 euros la hora por pasar un tiempo con ellos será para ti todo un regalo.

3. Personal de eventos de boda

La pandemia hizo que muchas bodas tuvieran que pulsar el botón de pausa durante un tiempo indefinido. Ahora que todo vuelve poco a poco a la normalidad, esta industria se recupera con más fuerza que nunca.

Las parejas buscan que ese día sea inolvidable para todos los asistentes y para ello contratan personal para eventos y animadores que se encarguen del entretenimiento.

Desde fotógrafos hasta planificadores, DJs o diseñadores florales, el negocio de las bodas tiene tal variedad de oportunidades que seguro que alguna encaja contigo.

Recuerda que es un evento que ocurre una vez en la vida y muchos novios están dispuestos a dejarse una auténtica fortuna en la celebración.

4. Influencer

Aunque para algunos esto ya es un trabajo a jornada completa (literalmente 24/7), para otros supone unos ingresos extra a final de mes.

El auge en los últimos años de los creadores de contenido en redes sociales ha llevado a muchos a apostar por este sector cada vez más profesionalizado.

Las marcas saben que el futuro está detrás de la pequeña pantalla y llegan a pagar muchísimo dinero por la promoción de sus productos. Por supuesto, para triunfar hay que saber diferenciarse y llamar la atención de los espectadores.

5. Profesor de yoga

Cobrar por relajarte mientras relajas a otras personas. Qué gusto. Pues este es el día a día de los profesores de yoga que pueden embolsarse 21 euros por hora haciendo su trabajo.

Con el confinamiento, fueron muchos los que desde casa se engancharon a algún canal de deporte o yoga por sus beneficios físicos y mentales.

Si fuiste uno de ellos y quieres transformar tu nueva pasión en un trabajo a tiempo parcial, valora seriamente convertirte en instructor de esta práctica.

6. Organizador profesional

El mundo se divide en 2 tipos de personas: los que se emocionan ante un armario descolocado que requiere organización y los que harían cualquier cosa antes que ponerse a ordenar sus prendas.

Si eres de los primeros –y seguramente estés en el club de fans de Marie Kondo–, valora convertirte en organizador profesional, ya que podrías empezar a ganar 22 euros la hora por ello.

No solo casas. También se puede trabajar con oficinas para implantar sistemas de organización eficientes con el fin de hacer la vida de los clientes más fácil.

7. Psicólogo

Los efectos de la pandemia han revelado la importancia de cuidar de la salud mental, lo que se ha reflejado en una alta demanda en las consultas de los psicólogos.

Dada su formación y que en su mayoría se trata de consultas privadas, el precio a pagar por acudir a una suele ser elevado.

Los terapeutas de salud mental realizan una labor muy importante y eso se ve reflejado también en su sueldo: su tarifa por hora supera los 40 euros.

8. Bibliotecario

Ayudar a las personas a encontrar información, sugerir libros, organizar y clasificar cosas… Estas son solo algunas de las tareas del día a día de un bibliotecario, un trabajo por el que no se paga nada mal.

Eso sí, si lo único que te atrae de esta profesión es leer, tal vez este no sea tu trabajo ideal, ya que eso es a lo que menos tiempo pueden dedicar.

9. Tutor o profesor particular

Este es uno de los mejores trabajos a los que puedes optar si sigues siendo estudiante y necesitas unos ingresos extra mientras estás en la universidad.

Como profesor particular puedes ganar mucho dinero dependiendo de la materia que instruyas, pero los mejores salarios son los que se ganan cuando preparas a los estudiantes para un examen concreto.

10. Coach de carrera profesional

Aunque la gente piense que no necesita ayuda a la hora de elaborar su CV o prepararse una entrevista, lo cierto es que hay muchos errores que están cometiendo y que podrían evitar si contasen con la ayuda de un profesional.

Como coach de carrera profesional, tu trabajo consiste en ayudar a los clientes a escribir su currículum, prepararse para las entrevistas y determinar sus habilidades. Por tu parte, deberás tener la capacidad de entender muchas industrias y proporcionar un feedback constructivo.

11. Profesor particular de música

Al igual que como tutor, enseñar a otra gente a tocar un instrumento es un oficio muy bien recompensado, pero te tienes que armar de paciencia si decides hacerlo.

Para serlo, necesitarás tener formación instrumental, además de experiencia como docente, aunque no es necesario si das clases particulares a domicilio.

Además, te permite establecer tu propio horario, lo que lo convierte en el trabajo perfecto para alguien que busca obtener unos ingresos extra.

Andrea Gómez Bobillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *