15 señales de advertencia para identificar un ambiente de trabajo tóxico

Un entorno de trabajo tóxico se trata de un factor que puede amenazar seriamente tu motivación, bienestar laboral, productividad y oportunidades de progresión. Estos son quince indicadores que te ayudarán a detectarlo antes de aceptar el empleo.

Según una encuesta realizada por Gallup, el 85% de los mil millones de empleados a tiempo completo del mundo no están contentos en el trabajo. Aunque las razones son dispares y también abarcan problemáticas como la conciliación, la precariedad o el salario, un ambiente de trabajo tóxico puede tener un impacto significativo en el desempeño de un empleado, perjudicando sobremanera su salud física y mental.

Pero identificar las señales de alerta antes de aceptar una oferta de trabajo puede ser difícil; las empresas a menudo se venden a sí mismas como un lugar de trabajo modelo, incluso aunque estén surcadas de problemas, los mecanismos de resolución de conflictos brillen por su ausencia o el estilo de liderazgo sea marcadamente vertical y autoritario.

Para ayudarnos a la identificación previa de un mal ambiente laboral contamos con un gráfico cortesía de resume.io, el cual ilustra las 15 señales de advertencia a tener en cuenta antes, durante y después de una entrevista de trabajo.

Un ambiente de trabajo tóxico disminuye la productividad al generar una cultura de discriminación, desorganización, intimidación e incluso puede ser alimentado por motivaciones egoístas o poco éticas. Para bien o para mal, las primeras impresiones son importantes. Aunque los niveles de entusiasmo pueden ser altos, es importante prestar atención a posibles errores durante el proceso de selección.

Algunos signos de alarma son una descripción vaga del trabajo, roles difusos y responsabilidades inciertas, reseñas negativas en portales especializados como Glassdor, problemas o cambios de última hora para concertar el momento y lugar de la entrevista, ausencia de comunicación y falta de puntualidad. 

También deberías alarmarte ante un entrevistador mal preparado y con preguntas titubeantes o falta de estructura en el proceso, actitud autoritaria, incapacidad para comunicar los valores de la empresa, falta de transparencia o respuestas incompletas. Después de la entrevista no debe haber faltas de respeto, errores de juicio o desesperación por ocupar el puesto lo antes posible sin evaluar realmente la idoneidad del candidato.



Si en tu oficina hay un ambiente tóxico, lo primero que debes hacer es evaluar qué o quién es la persona o el motivo por el que hay estas malas relaciones entre los trabajadores. Una vez evaluados los focos del problema, estas 7 claves pueden hacer que tu oficina se convierta en un lugar cálido y amigable donde se logren objetivos y metas comunes:

  1. Ten conciencia de la toxicidad que se da en tu lugar de trabajo: Debes tomar conciencia de la realidad, y buscar soluciones positivas a través de un espíritu de cooperación. Si las diferencias entre las personas del equipo se han vuelto tóxicas, debes intentar que el respeto entre las personas y sus opiniones vuelva a la oficina.
  2. Empatiza con las demás personas: Debes saber ponerte en el lugar de los demás, y si alguien tiene alguna pregunta o un problema laboral, intenta escuchar su historia y adivinar los sentimientos que le provocan esta situación. Conviértete en su ‘aliado’ para mejorar su posición.
  3. Diseña una estrategia: Es necesario pensar bien cómo vas a resolver el problema de tener un ambiente tóxico en tu lugar de empleo. Estudia el entorno, las ventajas de quedarte en él, y si la situación tóxica está siendo provocada por un único compañero, entonces idea la forma en la que actuarás ante él o ella para hacerle ver lo que está causando al resto de personas con su actitud, e intenta actuar de la manera más adecuada posible.
  4. Resuelve tú el problema: No esperes a que otros lo resuelvan, pasa tú a la acción y averigua qué es lo que está causando toxicidad en las relaciones de la oficina. Después de conocer el problema, piensa en cómo puedes resolverlo y qué medidas hay que tomar para ello.
  5. Involucra a los demás: No hables sobre estos problemas con personas que no están involucradas en ello, porque esto solo causará que la toxicidad se extienda más y no te ayudará a solucionar nada. Habla del tema con las personas que puedan ayudarte con esta situación tóxica y que te den soluciones positivas y reales.
  6. Colabora con el resto de personas positivas: Plantea a esas personas positivas y que hacen que haya un buen ambiente en el trabajo el problema al que te enfrentas para que puedan colaborar en tu plan de acción para solucionarlo. No dejéis que la negatividad y el mal rollo del foco del ambiente tóxico os afecte, manteneos fuertes y unidos ante esta toxicidad.
  7. Sé sincero contigo mismo: También debes mirar hacia adentro, y pensar si tu perspectiva o tus opiniones pueden ser parte de ese ambiente tóxico. Pregúntate si eres una persona que se adapta y que es flexible con las opiniones del resto.

Siguiendo estas 7 claves puedes hacer que el ambiente tóxico en tu oficina llegue a su fin, pero debes poner de tu parte también, sin olvidar que lo más importante es el respeto hacia las opiniones de los demás aunque no estés de acuerdo con ellos.

Vïa | Forbes

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *