21 puestos de trabajo que cambiarán para siempre los departamentos de recursos humanos

La irrupción del coronavirus ha reformulado el mercado laboral, cambiando la forma en la que se trabaja, el lugar y las tecnologías que se utilizan, lo que ha traído de cabeza a los especialistas en recursos humanos. 

Al igual que los directores financieros de las compañías aumentaron su importancia a raíz de la crisis financiera de 2008, los responsables de recursos humanos tendrán con el coronavirus la misma oportunidad. «Tienen una enorme oportunidad y responsabilidad de guiar a los trabajadores hacia las habilidades y capacidades que necesitan para tener éxito en la próxima década», afirman Jeanne Meister y Robert Brown en Harvard Business Review.

La importancia de los datos y del bienestar de los trabajadores estarán muy presente en los próximos años, según afirma un informe de Cognizant. La compañía ha desvelado cuáles serán los 21 puestos de trabajo de los recursos humanos del futuro, aunque el COVID-19 podría hacer que algunos sean una realidad más pronto de lo pensado.

1. Director de bienestar

El foco en el bienestar es una estrategia empresarial que busca aumentar la retención de los empleados. Por lo tanto, este director se encargaría del control estratégico del bienestar y del diseño de servicios y prácticas para mejorar la salud emocional, mental, física y espiritual de los empleados.

El objetivo de los directores de bienestar debe ser crear una experiencia más humana en el trabajo y para ello deben colaborar con especialistas, que les ayudarán a dotarse de mejores recursos y herramientas para obtener resultados.

2. Encargado de teletrabajo

Con muchos empleados trabajando desde casa, la figura de un responsable que se asegure de que los procesos, políticas y tecnologías de la empresa son los óptimos para desarrollar con éxito los objetivos. Harvard Business Review señala que la métrica clave para saber si está funcionando o no es el sentimiento de pertenencia de los empleados, más difícil de crear cuando no acuden a la oficina.

Este encargado debe tener la capacidad para establecer un presupuesto para herramientas de comunicación, experiencia en cultura corporativa y una gran comprensión del mercado de la tecnología digital.

3. Coach de prevención de la distracción

Las distracciones acaban con la productividad de cualquiera, en especial si trabajas desde casa. El objetivo de estos coaches es, precisamente, ayudar a empleados de todos los niveles a afinar su atención, tanto hacia sí mismos como hacia fuera, de forma que puedan gestionar su estrés y aumentar su concentración, productividad y efectividad.

La persona que ocupe este puesto también se encarga de educar a los trabajadores sobre la naturaleza del estrés, ya que a largo plazo puede hacer que se pierda la concentración y disminuya la productividad.

4. Coach de activación de empleados (Employee Enablement Coach)

Este coach es el encargado de crear estrategias y planes de activación individual para cada empleado, lo que precisa el establecimiento de una relación «desde la contratación hasta la jubilación», explica el informe de Cognizant. La persona que ocupe este puesto detectará con antelación también los abandonos por razones que se pueden arreglar fácilmente

El análisis de datos es clave para determinar las necesidades y preocupaciones de cada trabajador. Asimismo, es importante tener una clara comprensión del entorno de trabajo y de las circunstancias personales de los empleados que podrían estar causando estrés.

5. Arquitecto de espacios de trabajo

La distribución de las oficinas ha cambiado mucho en los últimos años para adaptarse a los trabajadores y seguirá haciéndolo casi con toda seguridad. Con la llegada del teletrabajo, la organización del espacio debe, además, ajustarse a la casa de cada empleado. En la actualidad ya hay empresas que cumplen esta función, como la española Contel, pero todo indica que en unos años se acabará integrando ese puesto dentro de las compañías.

Estos arquitectos deben de ser capaces de adaptarse a las necesidades de cada cliente, tener formación en bienestar (además de diseño y arquitectura) y controlar los programas informáticos necesarios para llevar a cabo su trabajo.

6. Coordinador de aprendizaje continuo (University4Life Coordinator)

Nunca es tarde para aprender algo nuevo. Por eso, debe esperarse que en el futuro la gente siga desarrollándose intelectualmente y aprendiendo nuevas habilidades.

Los candidatos ideales para cubrir este puesto deben tener pasión por aprender, ser curiosos y tener la ambición de mantenerse mentalmente en forma. Asimismo, es necesario que tengan buenas habilidades de comunicación, experiencia con herramientas de inteligencia artificial y que controlen las plataformas pertinentes.

7. Responsable de filtrar y controlar el algoritmo

La inteligencia artificial ha probado ser muy útil a la hora de seleccionar candidatos que pueden encajar en un puesto, pero tiene un gran problema: no suele ser inclusiva. La persona que ocupe este cargo sería la responsable de asegurar que los empleados y candidatos sean tratados de una manera justa —desde su reclutamiento hasta que deje la empresa— independientemente de su raza, sexo, orientación sexual, religión, estatus económico o edad.

La persona perfecta para el puesto debería contar con 8 años o más de experiencia en gestión de la diversidad, además de entender cómo funcionan las tecnologías de la información y capacidad para entender y comprender legislación.

8. Auditor del algoritmo

Dada la gran importancia que está adquiriendo la inteligencia artificial en las compañías, es vital que estas se aseguren de que es justa, legal y representativa de los valores de la organización. La persona que ocupe el puesto de auditor deberá establecer un sistema que registre y rastree cada algoritmo para asegurar que se cumplen las condiciones citadas.

Lo ideal es que, además de conocimientos técnicos, conozca la legislación que regula las tecnologías de la información y esté comprometido con la diversidad y la inclusión.

9. Responsable de diversidad genética

La próxima revolución en cuanto a gestión de la diversidad ya está aquí: la genética. Esta persona será la encargada de proteger los derechos de las personas que hayan sido modificadas genéticamente, una realidad que parece aún muy lejana, pero que hay que tener en cuenta en los próximos años.

Los conocimientos de biología son indispensables para quien quiera optar a este puesto, además de varios años de experiencia en recursos humanos y habilidades comunicativas.

10. Director estratégico de continuidad

Esta sería la persona que lideraría la respuesta del equipo de recursos humanos y que trabajaría con los otros puestos directivos para crear un lugar de trabajo seguro tanto para los que van a la oficina como para los que trabajan desde casa.

Lo necesario para trabajar en este puesto sería experiencia en la respuesta ante incidentes y habilidades relacionadas con la toma de decisiones y de comunicación.



11. Encargado del trabajo futuro

 medida que aparecen nuevas formas de hacer crecer la compañía crece la necesidad de crear un puesto a caballo entre la estrategia corporativa y la de recursos humanos que se ocupe de ver las tendencias en el mercado laboral. Esa persona se encargaría tanto de establecer la estrategia de la organización para el futuro del trabajo, como de hacer propuestas para perfeccionar y actualizar las habilidades de los empleados actuales.

Cognizant señala que la persona que ocupe el puesto debe tener varios años de experiencia, además de haber trabajado en consultoras enfocadas a los recursos humanos. 

12. Analista de redes humanas

Los analistas de redes humanas utilizar la inteligencia artificial y los datos para visualizar y analizar las relaciones humanas en los entornos de trabajo. Una de las herramientas que se suelen usar son las denominadas ONA (análisis organizacional de redes, por sus siglas en inglés).

Estas servirán para resolver dudas, encontrar soluciones y dar respuesta a problemas que aún no se habían planteado, sin olvidar la importancia de la privacidad de los empleados. Lo ideal sería que la persona que ocupase este puesto contase con más de 5 años de experiencia en análisis de datos, formación específica en este campo y habilidades de comunicación verbales, escritas e interpersonales.

13. Líder de respuesta al cambio climático

Las preocupaciones por los riesgos que corre el medio ambiente debido al cambio climático se extienden también al plano corporativo y se traducen en acciones como la eliminación del plástico en la oficina o el ahorro de energía, entre otras. El líder de respuesta contra el cambio climático sería responsable de obtener feedback de las acciones medioambientales de la compañía tanto de clientes como de empleados, así como de dar a conocer datos sobre el tema y analizar cómo está respondiendo la competencia a la misma problemática.

Lo ideal sería que la persona que ocupe este puesto fuese un ambientalista o tuviese algún tipo de formación específica sobre el tema. Asimismo, se valoran las habilidades de comunicación, coaching y formación.

14. Asesor de inmersión en realidad virtual

Este puesto nace a medida que aumentan las reuniones y formaciones digitales, ya que podría ayudar a potenciar el uso de la realidad virtual en estos casos. La persona que lo ocupe debe trabajar codo con codo tanto con ingenieros como con los encargados de dar formación, además de artistas técnicos que sean capaces de formar el espacio virtual.

Según el informe de Cognizant, la realidad virtual ha resultado ser muy beneficiosa en la gran parte de funciones del trabajo colaborativo. Asimismo, el asesor debe de desarrollar un plan de inmersión que se alinee con las normas y estándares de privacidad establecidos.

15. Detective de datos de recursos humanos

La persona que ocupe este puesto será la responsable de sintetizar los datos dispares que procedan, por ejemplo, de las encuestas de empleados, sistemas de gestión de aprendizaje o portales de prestaciones. El objetivo sería reunir y compilar las percepciones que se desprenden de los datos para ayudar a mejorar el rendimiento de los empleados e impulsar mejores resultados para toda la empresa.

Es necesario contar con varios años de experiencia trabajando en estadísticas personales, además de formación universitaria en matemáticas, filosofía o economía, entre otros, y buenas habilidades comunicativas.

16. Intermediario entre máquinas y los humanos

El futuro del trabajo pasa por cómo las compañías mezclen y extiendan las habilidades de humanos y máquinas con el objetivo de que colaboren. Eso es lo que se busca con este puesto, favoreciendo la cooperación en vez de la competición.

La persona que lo ocupe debe trabajar en grupo para identificar tareas procesos, sistemas y experiencias que puedan ser mejoradas gracias a las tecnologías disponibles y crear nuevos enfoques, habilidades e interacciones. Además, debe tener formación específica en psicología o neurociencia y al menos 5 años de experiencia en trabajos relacionados con estas materias y robots.

17. Gig economy manager

Estos serían los encargados de las contrataciones temporales para proyectos cortos, que tienen 2 responsabilidades, principalmente: las cuestiones del día a día entre trabajadores y jefes trabajando con los técnicos que gestionen la plataforma, analistas de datos y diseñadores gráficos e idear y consultar en la organización nuevos proyectos sobre la gestión del talento.

Deben de ser creativos a la hora de buscar soluciones a los problemas que vayan surgiendo, además de estar familiarizados con datos e inteligencia artificial.

18. Coach de chatbots

Los coachs de chatbots mejorarían la experiencia de los candidatos a ocupar un puesto, según ha explicado el responsable de recursos humanos del Banco DBS en Taiwán, James Loo, a HBR. «Trabajaría con el equipo de contrataciones para entrenar al chatbot a realizar tareas rutinarias de búsqueda de candidatos y de responder preguntas frecuentes de estos para que así, los reclutadores tengan más tiempo para centrarse en cuestiones estratégicas», explica Loo.

Cognizant señala que se debe tener experiencia a la hora de diseñar soluciones automatizadas y tener una profunda comprensión de dialectos y argots necesarios para crear una conversación más natural.

19. Coach de segundo acto (second-act coach)

La persona que ocupe este puesto será la encargada de ayudar a las personas que quieran reinventarse a nivel profesional dentro de la misma empresa con el objetivo de no perder ningún empleado en el camino. Estos pasarán por 4 fases en las que es necesario que estos coaches les apoyen: el despertar, la definición, el match y la preparación. 

Fijar sesiones regulares con estos empleados, ya sean en remoto o en persona, les ayudará a organizar sus pensamientos y a encontrar la oportunidad que están buscando.

20. Director de comportamiento empresarial

Comprender por qué una persona se comporta de una manera determinada es todo un desafío para los profesionales de recursos humanos. Por eso, puestos como este irán apareciendo en las grandes compañías con el objetivo de desarrollar estrategias en áreas como la experiencia laboral, colaboración en todos los niveles de la compañía, un lugar de trabajo inteligente y la satisfacción de los empleados.

Como director de comportamiento, esta persona debería contar con experiencia en estadísticas personales, comprensión sólida de la ética y la regulación del uso de datos personales y formación especializada, entre otras cosas.

21. Organizador de objetivos principales

Los organizadores de objetivos se encargan de dar forma y promocionar unos objetivos concretos que se alineen tanto con clientes como con sus empleados, según Cognizant. Este puesto estará a caballo entre el marketing y los recursos humanos y la persona que lo ocupe debe desarrollar una estrategia y comunicarla a los clientes de la compañía. Además, debe identificar causas sociales, aliados, negociar acuerdos, asegurar financiación y promover el flujo de información, ideas, contenido e influencia con compañeros internos y externos.

Marta Pachón Díaz

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *