Amazon no ha hecho más que iniciar su carrera para convertirse en un gigante sanitario: 3 adquisiciones que podría hacer este 2023

La compañía compró el proveedor de atención primaria One Medical por 3.900 millones de dólares (más de 3.600 millones de euros) en julio, demostrando el compromiso de Amazon con su negocio sanitario en una de sus mayores adquisiciones de la historia.

Al mes siguiente, anunció abruptamente que cerraría Amazon Care, su servicio de atención primaria basado en aplicaciones para empresas, 3 años después de su lanzamiento.

En noviembre, Amazon lanzó Amazon Clinic, un servicio virtual en el que los pacientes pueden pagar directamente a Amazon para recibir tratamiento para afecciones comunes como alergias y acné. Natalie Schibell, vicepresidenta y directora de investigación de Forrester, dijo entonces que eso era una señal de que Amazon había aprendido de sus errores en Amazon Care.

«Se están moviendo con rapidez«, analizó Schibell. «El cierre de Amazon Care no fue un signo de fracaso, fue un movimiento estratégico para ir directamente al consumidor».

Amazon está ahora en condiciones de seguir construyendo su negocio sanitario. Los expertos creen que la empresa podría tratar de cerrar acuerdos en 3 áreas clave el próximo año, incluidas la salud conductual y la atención crónica, para mantener su impulso.

Amazon ha contestado a Business Insider que prefiere no hacer comentarios sobre rumores o especulaciones.

Salud mental

Añadir servicios de salud mental al recién adquirido negocio de atención primaria de Amazon podría ser el siguiente paso natural para la compañía, según cuentan los expertos a Business Insider. De hecho, Amazon ya había planeado sumergirse en el mercado de la salud mental este año.

La idea original de Amazon era proporcionar acceso bajo demanda a terapeutas y psiquiatras tanto empleados directamente por la propia empresa como en asociación con el proveedor de salud conductual Ginger, que se fusionó con Headspace en 2021.

Con el cierre de Amazon Care, la empresa detuvo esas ambiciones en salud mental. La analista de investigación de SVB Securities Stephanie Davis explica que pensaba que Amazon tendría al menos que hacer una adquisición para que esa empresa tuviera éxito.

«Tienen ese factor desagradable del terapeuta percibido como alguien que trabaja directamente para Amazon frente a trabajar para una marca conocida con la que los pacientes tienen asociaciones positivas de confianza», comenta.



Tanto Schibell como Davis piensan que Amazon buscará una empresa que venda servicios de salud mental directamente a los consumidores, ya que es ahí donde el gigante minorista ha destacado históricamente.

La adquisición de Neuroflow, una startup que crea software para integrar la atención de salud mental en la atención primaria, podría permitir a Amazon automatizar algunos aspectos de la atención de salud mental, explica Alexander Lennox-Miller, analista principal de CB Insights en TI de la salud.

La plataforma de Neuroflow cuenta con herramientas de apoyo a la toma de decisiones clínicas para los proveedores y ayuda a los pacientes con controles automatizados y actividades de autocuidado. Neuroflow ha preferido no hacer comentarios.

Con sus cientos de millones de clientes en todos sus negocios, Amazon tiene acceso a innumerables puntos de datos relacionados con la salud que podría utilizar para su negocio de atención sanitaria, contempla Schibell.

En su opinión, las soluciones sanitarias de Amazon Web Services, que ofrecen servicios en la nube que pueden ayudar a las organizaciones sanitarias en tareas como la extracción de datos de textos médicos y la creación de modelos de aprendizaje automático, serán el punto de partida de Amazon.

«Pueden aprovechar las docenas de centros de datos de AWS y, en última instancia, trasladar su interés hacia la asistencia sanitaria basada en el valor», relata Schibell. «Es solo cuestión de escalar responsablemente en todo el país y pelear con algunos feroces competidores».

Lennox-Miller explica que Amazon podría comprar startups de datos sanitarios en las que la compañía ya había invertido, como Harmony Health, centrada en la equidad sanitaria, o Clinify Health, empresa de datos de atención sanitaria basada en el valor añadido. Harmony Health y Clinify Health tampoco han querido comentar nada.

Tanto Harmony Health como Clinify Health disponen de herramientas que podrían transformar la gran cantidad de datos a los que Amazon ya tiene acceso, lo que, en opinión de Lennox-Miller, podría ser un argumento de venta para la empresa minorista.

«Lo que realmente necesitan es la capacidad de sintetizar una franja de datos sanitarios en métricas y conjuntos de datos significativos», expone Lennox-Miller.

O, si Amazon quisiera hacer una compra más grande, imagina Lennox-Miller, podría ir tras la compañía de análisis de atención médica Health Catalyst, que salió a bolsa en 2019.

Cuidados crónicos

Amazon podría tratar de hacer mella en el mercado estadounidense de atención crónica, valorado en 3.200 millones de dólares el próximo año, mediante la construcción de sus servicios de atención especializada para este tipo de condiciones, vaticinan Schibell y Lennox-Miller.

La compra más reciente de Amazon, One Medical, ya cuenta con algunos servicios de atención a enfermos crónico. Estos se valen de un enfoque de tipo asistencial para tratar enfermedades como la diabetes y las cardiopatías.

Lennox-Miller vaticina que Amazon podría ir a por Biofourmis, que utiliza tecnología de monitorización remota de pacientes para gestionar una variedad de condiciones crónicas desde casa, así como la atención aguda y post-aguda, con un software impulsado por inteligencia artificial.

«Tienen la combinación de servicios de atención crónica y sus dispositivos», dijo Lennox-Miller. «Si Amazon fuera en la dirección de una de sus compras a lo grande, eso es lo que buscarían».

El consejero delegado de Biofourmis, Kuldeep Singh Rajput, cuenta a Business Insider que la startup está haciendo movimientos para salir a bolsa en los próximos 2 o 3 años, aunque también aclara que la empresa consideraría cualquier oferta de adquisición.

«Si surge la oportunidad de establecer asociaciones estratégicas que nos permitan acelerar nuestro crecimiento y el número de pacientes a los que llegamos, sin duda lo estudiaríamos», comenta. «A corto plazo, estamos centrados en el crecimiento del negocio».

Schibell coincide en que es probable que Amazon vaya más allá de los servicios de atención primaria de One Medical el próximo año para profundizar en la atención especializada.

Su principal reto, dice Schibell, será expandirse por todo el país, aumentando lo que es capaz de hacer con la atención virtual en ubicaciones físicas.

Ahí es donde Walmartm, el mayor competidor minorista de Amazon, tiene miles de tiendas, incluyendo muchas en zonas rurales con poblaciones de enfermos crónicos donde ha disminuido el acceso a la atención.

Deja una respuesta