Este es el error que suelen cometer las empresas al implantar el teletrabajo

Los trabajadores presenciales tienen ventaja sobre los que llevan a cabo la mayor parte de su jornada laboral a distancia.

Esta es la principal conclusión del Workplace Culture Report 2021, un informe presentado recientemente por Kahoot! en cuya elaboración han participado más de 1.600 trabajadores a tiempo completo y líderes del departamento de Recursos Humanos.

Más de la mitad de estos, un 61%, ha detallado que están de acuerdo con la afirmación que atribuye a los trabajadores que acuden presencialmente a sus respectivos puestos de trabajo más posibilidades de ascender y de conseguir aumentos salariales.

El 60% de los directivos cree además que quienes trabajan presencialmente tienen más posibilidades de quedarse en sus respectivas empresas que quienes lo hacen de manera remota.

La pandemia ha traído el teletrabajo, y con él, ha llegado también la posibilidad de llevar a cabo buena parte de la jornada laboral o toda ella desde el hogar. Pero esto trae consigo por otra parte algunos riesgos aparejados.

Entre estos destaca la posibilidad de que en las empresas que adopten una modalidad híbrida se creen en realidad compañías de 2 velocidades con 2 tipos distintos de empleados que gozan de distintos niveles de información.

Es el preludio a una ruptura, una jerarquización que sitúa por encima a quienes tienen la posibilidad de dejarse caer en el lugar de trabajo aunque sea de cuando en cuando.



La respuesta, opina en una entrevista con Business Insider España Eilert Hanoa, CEO de Kahoot!, pasa por educar a la plantilla en una nueva manera de hacer las cosas: “Las empresas que adoptan un modelo de trabajo híbrido sin optimizar su formación corren el riesgo de crear un sistema de dos niveles”.

“Esto no sólo dificultará que estos empleados realicen bien su trabajo en la actualidad, también puede repercutir negativamente en su capacidad de progresar, lo que puede llevar a perder miembros del equipo con talento que se vayan a otras empresas”.

Entre los motivos que explican la preferencia por los trabajadores presenciales, destaca el dato ofrecido por la misma investigación de que el 83% de los líderes de Recursos Humanos dicen que la comunicación cara a cara es importante para que un empleado tenga éxito en su empresa.

“No creo que la preferencia por la modalidad presencial se deba a que los empleados remotos o híbridos sean menos trabajadores o tengan menos talento, sino a que muchas empresas simplemente no están equipadas con las herramientas necesarias para optimizar su plantilla en un modelo de trabajo híbrido o remoto. Dada la rapidez con la que las empresas se han tenido que adaptar, no es sorprendente”.

Hanoa Habla desde la experiencia. Kahoot! es una empresa que en los últimos años se ha vuelto especialmente conocida en el ámbito educativo gracias a la posibilidad que ofrece su plataforma de preparar concursos a los docentes.

Sin embargo, desde el punto de vista corporativo la empresa, tal y como figura en su web, ha colaborado con compañías como Facebook, Amazon, HP y Salesforce, entre otras muchas.

Hanoa cuenta además con su propia experiencia como consejero delegado. Kahoot!, con sede en Oslo (Noruega) cuenta con más de 500 empleados y oficinas en EEUU, Reino Unido, Francia, Estonia, Dinamarca y España.

Con gente distribuida por tantos países, coordinarse durante la pandemia ha sido un reto para Kahoot!. Hanoa cree que la clave ha estado en encontrar nuevas soluciones para seguir trabajando: “Por supuesto, la tecnología ha seguido siendo vital para mantenernos conectados, incluso para divertirnos juntos utilizando Kahoot!, especialmente en el trabajo”.

“Algunos casos de uso incluyen los selfie kahoots, en los que nuestros empleados se presentan al resto de la empresa después de haberse unido recientemente a Kahoot!. También utilizamos nuestras propias soluciones para realizar sesiones creativas de brainstorming e ideas para nuestros próximos proyectos y objetivos de la empresa”.

Precisamente por esto, parte del futuro de la empresa pasa, explica Hanoa, por seguir ofreciendo soluciones a las empresas que quieran explorar vías para dinamizar sus reuniones.

Esto, sin olvidar a profesores y alumnos, que componen el grueso de sus más de 30 millones de cuentas activas en la plataforma, según datos de la empresa.

Cambiar para que nada cambie: el error más común entre las empresas que implantan el teletrabajo, según Hanoa

Por ahora, estas soluciones están ofreciendo un resultado satisfactorio. Durante el tercer trimestre de 2021, los ingresos de Kahoot! se fueron por encima de los 26  millones de euros, un incremento de un 137% con respecto al mismo periodo del año pasado.

En total, durante el primer semestre Kahoot! facturó más de 33 millones de euros, un 141% más que durante el mismo periodo de 2020, cuando la empresa se vio lastrada decisivamente por la pandemia.

El ebitda de Kahoot! se sitúa en más de 3,5 millones de euros, lo que representa un margen sobre las ventas totales por encima del 22%.

Buena parte de este crecimiento hay que atribuirlo precisamente a España. Tras la traducción al español de la plataforma hace un año, su uso en el país ha aumentado un 60%, revela Hanoa.

“Una de las cosas más positivas de Kahoot! en los últimos meses ha sido el modo en que la plataforma ha servido para cerrar la brecha de conocimiento entre estudiantes de distinto nivel. En las empresas sucede más o menos lo mismo. Ahora, el reto con ellas es devolver a los empleados las ganas de aprender”, dice Hanoa.

El error más común entre las empresas que quieren implantar el teletrabajo, explica, es que estas tienden a intentar simplemente copiar y pegar lo que hacían en la oficina al entorno virtual.

Se trata de una manera de implantar la modalidad híbrida que está lejos de explotar las posibilidades que ofrece el nuevo contexto laboral.

“Establecer un modelo de trabajo híbrido es una oportunidad para repensar cómo puede ser la cultura corporativa en su empresa, para reimaginar cómo el liderazgo de la empresa se comunica con su equipo y cómo los empleados se conectan entre sí”, detalla el consejero delegado.

Precisamente por esto, explica Hanoa, cobra importancia la comunicación: “Nosotros proporcionamos soluciones que se centran en animar a los empleados a alzar la voz y formar parte de las conversaciones que marcan lo que hará la empresa”.

“La comunicación bidireccional entre empleador y empleado puede ser divertida mediante el uso de la gamificación“.

Hanoa da un último consejo a los consejeros delegados del resto de empresas. Aunque es comprensible una cierta reticencia al cambio, la pandemia ha permitido un experimento mundial sin precedentes sobre si los equipos de trabajo pueden mantener el engranaje de su empresa en movimiento a distancia.

La mayoría de las empresas han descubierto que sí pueden, pero esta nueva manera de funcionar solo tendrá éxito, concluye, si se implica a todos los miembros de los equipos en los procesos.

David Vázquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *