La filial española de Amazon que gestiona sus almacenes ha ganado 14,8 millones de euros en 2022, un 66% más que el año pasado

La filial española de Amazon dedicada a la gestión de sus almacenes, ha ganado 14,8 millones de euros en 2022, lo que representa un incremento del 66%, según se desprende de las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil.

Todo esto ha sido gracias a que Amazon Spain Fulfillment ha construido un montón de instalaciones, así como equipamiento técnico para los centros logísticos de Valencia, Alcalá de Henares, Sevilla, Barcelona, Madrid, Toledo, Vitoria y Murcia. A esto ha sumado la construcción de naves logísticas en Zaragoza, Oviedo y Badajoz.

Eso sí, ha cerrado uno de sus centros de almacenamiento en Barcelona que ha trasladado a Zaragoza, tal y como apuntan en El País.

Como consecuencia de este traslado, la empresa ha registrado unas provisiones por posibles costes de desmantelamiento. «El importe de esta provisión a 31 de diciembre de 2022 es de 13 millones», informa Amazon.

La empresa tiene 2 filiales dedicadas a la búsqueda y arrendamiento de terrenos y construcción de almacenes y ha tenido un impuesto sobre beneficios de 10,3 millones de euros, un 57% más que el ejercicio anterior. Hay que recalcar, eso sí, que la sociedad paga más a Hacienda, cosa que explica en sus cuentas anuales.

«El resultado para el año 2022, obtenido enteramente en España, asciende a un beneficio de 14,811 millones de euros (8,9 millones en 2021), de acuerdo con la cuenta de resultados consolidada del grupo. Los pagos por impuesto de sociedades realizados en 2022 ascendieron a 11,99 millones de euros (7,91 millones en 2021), según consta en el estado de flujo de efectivo», apuntan.

Su actividad, tal y como se desprende de la memoria anual, «es la prestación de servicios relacionados con las actividades de almacenamiento, colección, empaquetado y procesado de órdenes en beneficio de otras entidades de Amazon».

Amazon Spain Fulfullment opera a través de centros logísticos y de almacenes urbanos ultrarrápidos.

Unos son «grandes centros logísticos, con instalaciones modernas, con unas políticas de seguridad rigurosas y procesos altamente automatizados de selección, empaquetado y preparación para el envío con el fin de garantizar la mejor calidad», explican

Los otros «se caracterizan por disponer de existencias de productos con mucha demanda, que se entregan en un período de entrega de entre una y 2 horas», añaden.

En cuanto a la plantilla, ha aumentado en 3.233 trabajadores respecto al año pasado, hasta alcanzar los 12.226 empleados.

Deja una respuesta