Las grandes plataformas son las que mejores sueldos pagan en el sector tecnológico español, pero hay un desequilibrio notable entre directivos y plantilla

El sector tecnológico español todavía no conoce techo y es una de las principales esperanzas de la economía que se está construyendo tras la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, y a pesar de las disrupciones e innovaciones que protagonizan empresas del país, muchos técnicos informáticos, programadores o especialistas de cualquier ramo denuncian desde hace años la precariedad en la que se sumerge la industria.

Buena cuenta de ello fue la reacción que tuvo un artículo reciente publicado en Business Insider España que detallaba cómo una supuesta brecha de talento obligaba a la ciberseguridad española a contratar de forma inmediata a 30.000 personas cuyo perfil todavía no existía.

El conocido hacker español Román Ramírez, conocido en las redes bajo el pseudónimo de @patowc, es el organizador de la RootedCon, el mayor evento de ciberseguridad de España. Participó hace escasas semanas en un Smart Business Meeting organizado por este medio, en el que cuestionaba la existencia de dicha brecha de talento y sugería que se estaban controlando los salarios de la industria tecnológica.

«La ley más básica del capitalismo es que si yo controlo un recurso escaso le puedo poner el precio que me da la gana», planteaba. «Si ese recurso escaso es mi talento, entonces los salarios en ciberseguridad en España deberían estar en torno a los 300.000 euros».

Lo cierto es que es prácticamente imposible encontrar esas nóminas en el sector tecnológico de España. Aunque es verdad que hay algunas empresas que sí se aproximan algo más a esos números.

Es el caso de las gigantes tecnológicas. Google, Facebook, Netflix, Apple, Twitter o Amazon son algunas de las reconocidas marcas que el diario El País ha analizado en este artículo en el que se desglosa el salario medio que sus plantillas perciben al final de mes. Los números son mucho mayores a los habituales.



Pero hay truco. 

El cálculo se trata de una aproximación que resulta de dividir las partidas que estas marcas destinan a sueldos entre el número de trabajadores de la firma. Por lo tanto, aunque la cifra sea ostensiblemente superior a la de cualquier otra firma española, lo cierto es que se trata de una media empujada al alza gracias a los emolumentos que puede percibir un directivo de cualquiera de estas compañías.

En otras palabras: aunque los sueldos medios sean altos, lo más probable es que se trate de una media empujada por las estratosféricas nóminas de los dirigentes.

Así, del análisis elaborado por El País con datos extraídos de las últimas cifras que las tecnológicas han declarado ante Registro Mercantil, se extrae que Facebook España es la empresa con las nóminas medias más altas de sus empleados. Por ejemplo, la filial de la red social de Mark Zuckerberg declaró haber destinado 11,5 millones de euros en nóminas, para una plantilla de 56 personas.

Esto refleja que el salario medio en Facebook España es superior a los 205.300 euros brutos anuales.

Lo mismo ocurre con dos filiales de Netflix en el país. Los Gatos Entretenimiento y Netflix Servicios de Transmisión reflejan partidas de 2,6 millones y 2,1 millones de euros brutos al año en nóminas, que se reparten entre 13 y 14 trabajadores. Así, los sueldos medios son de 199.370 y 151.194 euros al año.

Google repartiría de la misma manera 48 millones de euros en nóminas en España, lo que repartidos entre sus 257 trabajadores supone una nómina de 186.709 brutos al año.

La tabla de El País también incluye lo que cada multinacional tecnológica factura por empleado: así, Facebook vuelve a imponerse con la friolera de 4,6 millones de euros facturados por cada trabajador. Los profesionales de Facebook son los más rentables, seguidos de los de una de las filiales de Amazon, Amazon Online Spain, en la que por cada empleado se factura cerca de 2 millones.

A pesar de que en números las tecnológicas salen bien paradas de otras firmas del sector tecnológico español, es menester recordar que en muchas de estas cifras no se contemplan los gastos que suponen los autónomos, como es el caso de los riders de Glovo.

Alberto R. Aguiar
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *