Los unicornios españoles sufren para contratar determinados perfiles: «El caballo ganador será quien otorgue las condiciones más flexibles»

«Al final, los grandes unicornios, cuanto más crecen, más plantilla necesitan y, por ende, sube la demanda y baja la oferta de candidatos», explica Selena Sabiote, Senior Manager in Technology Perm Recruitment de la firma de contratación Hays.

Sabiote hace referencia a una situación que ahora mismo afecta a gran parte de los unicornios españoles, startups que han superado los 1.000 millones de dólares de valoración (unos 907 millones de euros al tipo de cambio actual). Estas empresas están experimentando problemas para contratar a determinados profesionales, especialmente aquellos perfiles relacionados con el sector tecnológico.

Las startups españolas no atraviesan necesariamente un mal momento. De hecho, hace poco se conocía la noticia de que habían logrado incrementar su valor hasta los 93.000 millones de euros, superando así el duro golpe de la inflación. Sin embargo, el número de compañías con potencial para convertirse en unicornios ha disminuido considerablemente en el último año.

Solo Playtomic, RavenPack, Typeform y Wallapop han repetido en la lista de las 100 startups europeas con más posibilidades de convertirse en unicornios.

Uno de los motivos que podría estar frenando el crecimiento de estas empresas sería la dificultad para captar talento. «En relación a lo que tiene que ver con los unicornios, [la demanda] viene dada por el desarrollo de producto y por el crecimiento, así como por la rotación», asegura Sabiote.

«El primer tirón es cuando una compañía de este tipo absorbe las primeras rondas de financiación, es ahí donde realmente [se abre] el mayor número de vacantes», indica la experta de Hays. «Empresas como eDreams llevan muchísimos años contratando, pero te diría que hace 10 años fue el boom, ahora ya no. Son una compañía estable, con un crecimiento relativamente orgánico«.

Crecimiento inorgánico

La fase de expansión en la que se encuentran inmersos algunos unicornios españoles podría ser uno de los motivos por los que ahora mismo experimentan dificultades para contratar a determinados perfiles. «Lo que suele pasar con este tipo de empresas es que tienen un crecimiento inorgánico inicial para poder lanzar producto o servicio», afirma Sabiote.

En esa etapa, apunta la experta, se necesitan profesionales altamente demandados en la actualidad: perfiles de programación o arquitectura (back y front), perfiles más enfocados a todo lo que tiene que ver con data y analytics, y luego perfiles comerciales, «para poder dar continuidad a este tipo de empresas».

Una vez superada esa fase, se produce una estabilización en la que sobra plantilla. Esto sería lo que habría ocurrido recientemente con Wallbox, la startup española especializada en cargadores eléctricos que el pasado enero anunció que iba a despedir al 15% de sus trabajadores. «Tuvo muchísima tirada hace 3 años, [pero] ahora ha tenido un decaimiento impresionante», valora Sabiote.

La experta de Hays sugiere que este tipo de situaciones no son necesariamente malas: «Los proyectos llegan a un punto de mantenimiento, no de crecimiento, y llega un momento en el que hay una sobredimensión de la plantilla». «Para el mercado es algo positivo, ojo, porque los que salen son perfiles muy demandados«, explica.

Sabiote señala que «es normal que a las empresas les cueste contratar», dada la alta demanda de perfiles tecnológicos que existe a día de hoy, y cita casos de éxito como el de Factorial, un unicornio español que «nació hace un par de años». «La propuesta de valor que tuvo fue muy diferencial y es una compañía que aún sigue creciendo muchísimo», argumenta.

Business Insider España ha consultado las vacantes publicadas en LinkedIn por algunas de estas startups españolas o de origen español y ha constatado que existen decenas —y en algunos casos cientos— de puestos por cubrir.

En el momento de estar escribiendo estas palabras, Glovo es el unicornio español que más vacantes abiertas tiene (con 266), seguida de la agencia de viajes online eDreams (con 235) y de la firma de software de recursos humanos Factorial (con 72).

Los unicornios no son los únicos con dificultades para captar talento

A medida que la transformación digital se va completando en todos los sectores, la necesidad de perfiles 360 aumenta. 

Las dificultades para captar talento se han propagado más allá del sector tecnológico. Según Mónica Pérez, directora de Comunicación y Estudios de Infojobs, «las pymes son las que han registrado un crecimiento bastante importante en el último año debido a la aceleración del proceso de transformación digital«.

En términos generales, según los datos de la plataforma de empleo, las ofertas de trabajo que implican conocimientos en herramientas de inteligencia artificial se han disparado un 31%, apunta Pérez.

El auge de la IA se ha trasladado al mercado laboral y las empresas que demandan perfiles con estos conocimientos proceden de todos los sectores: comunicación, farmacéutico, telecomunicaciones, seguros, consultoría, etc.

Sin embargo, el problema de la contratación es el desfase entre las habilidades demandadas y las ofertadas. Los conocimientos técnicos no son suficientes. Así como el crecimiento de los unicornios pasa por perfiles IT que se amolden a sus modelos de negocio, el desarrollo tecnológico y la transformación digital de las empresas pasa por incorporar otras competencias que añadan valor productivo: las llamadas soft skills.

Mientras que los conocimientos técnicos pueden venir respaldados por una titulación, también existen muchas personas autodidactas, capaces de aprender a usar las nuevas herramientas. Sin embargo, las empresas han empezado a valorar los perfiles 360. 

Es decir, un tipo de perfil que tenga competencias técnicas, pero que cuente además con una alta capacidad de aprendizaje, de adaptación, de pensamiento crítico, de formular las preguntas correctas y de saber trabajar en equipo.

La razón de esto, explica Pérez, es que «en muchos casos se habla de que la tecnología tiene una obsolescencia de unos 5 años», pero las habilidades más «humanas» no caducan, sino que van aumentando con el tiempo y la experiencia. «Se empiezan a buscar profesionales de campos diferentes y que puedan trabajar conjuntamente».

Para probar estas habilidades, Infojobs tiene incorporado un test de competencias soft skills que los candidatos pueden dejar guardado en sus perfiles y adjuntarlo a sus solicitudes. Además, cada vez son más las empresas que realizan todo tipo de pruebas, además del denominado «vídeo cover letter», para agilizar los procesos y verificar las aptitudes de los postulantes.

Para la directora de Comunicación del portal de empleo, «se está produciendo un cambio en el sistema educativo para trabajar más a favor de la empleabilidad«.

Esta es la clave para subsanar el desequilibrio entre la oferta y la demanda: que «la relación entre el sector educativo, empresa y administración –que realiza los planes de formación–, trabajen en continuo contacto» para suplir las necesidades de las empresas, en especial aquellas que están en pleno crecimiento.

Claves para atraer candidatos

«El caballo ganador ahora mismo será quien otorgue las condiciones más flexibles», expresa Selena Sabiote, Senior Manager in Technology Perm Recruitment de Hays, refiriéndose a la mejor forma de captar la atención de los profesionales. «No solamente hablamos de condiciones horarias, sino de teletrabajo«.

La experta de la firma de contratación aconseja a los unicornios españoles lanzar ofertas de empleo con un salario competitivo (acorde con el nivel de mercado), que especifiquen el stack tecnológico del que dispondrán los empleados (en caso de tratarse de perfiles tech) y que planteen una experiencia puntera.

«La nueva modalidad de trabajo remoto 100% está ocasionando que tengamos una fuga de talento nacional«, señala Sabiote, que añade que no se trata de una migración física, porque estos perfiles se quedan en España. «Gracias a esa nueva modalidad muchos especialistas están trabajando para el extranjero y esto acorta la muestra de candidatos».

La experta sostiene que el paradigma actual, aquello de lo que se habla en las mesas redondas, es el trabajo en remoto: «La palanca perfecta para poder captar talento actualmente«.

Deja una respuesta