¿Qué es un modelo de negocio?

“Este modelo de negocio es rentable”

“Es un modelo de negocio que se ha quedado obsoleto”

“Voy a probar otro modelo de negocio”

Estoy segura de que has escuchado estas frases más de una vez.

Pero, ¿sabes de verdad a qué se refieren cuando hablan de modelos de negocio?

Es más…

¿Lo saben los mismos que pronuncian estas palabras o es postureo de emprendedor sin más?

Voy a ayudarte a salir de dudas: hablemos de qué es un modelo de negocio.



Definición: qué es un modelo de negocio

Un modelo de negocio define qué es lo que vas a ofrecer al mercado, cómo, a quién y de qué manera van a llegar los ingresos.

Como imaginarás, para poder responder a estas preguntas, necesitas saber quién eres tú, qué puedes ofrecer, qué medios vas a utilizar y cómo lo vas a hacer.

Es decir, estamos ante un momento crucial, en el que te tienes que sentar y pensar en el nicho de mercado, en tu estrategia, en tu negocio, en tu producto o servicio, en ti mismo como emprendedor.

Cuidado, que puede ser duro.

Pero no puedes seguir avanzando y montar un negocio si no tienes claras algunas cosas.

¿Cuál es el problema? Que la gente cree que el modelo de negocio es tan solo la forma de ganar dinero, pero eso es solo el final de todo el camino.

Por eso, tu modelo de negocio puede cambiar sin que cambie el producto o el servicio que estás ofreciendo.

Por ejemplo, cambiar la forma de llegar a tus potenciales clientes significa modificar tu modelo de negocio, a pesar de que sigas vendiendo lo mismo.

¡Ojo! No es lo mismo el modelo de negocio que el plan de negocio. El modelo es la estructura que sostiene tu negocio y el plan es la estrategia paso a paso que realizas para ponerlo en marcha.

Consejos para crear un modelo de negocio

A pesar de lo que te acabo de decir en las líneas anteriores, tan perjudicial es tener un modelo de negocio inflexible e inamovible como estar continuamente dando bandazos y haciendo cambios.

Para que puedas empezar con buen pie aquí te dejo algunos consejos que no debes perder de vista:

  • Define de forma muy específica a tu buyer persona. No temas quedarte corto o estar reduciendo demasiado las opciones de vender. Ya habrá tiempo de ir abriendo mercado.
  • No te compliques la vida. Cuanto más sencillo sea explicar en qué consiste tu modelo de negocio, mejor.
  • Busca lo que tiene éxito. Es muy difícil innovar en temas de modelos de negocio así que no te cortes en utilizar algo que ya sabes que funciona y dale tu personalidad para hacerlo tuyo.
  • No tengas miedo de crear. De la misma forma en que te aconsejo no innovar en el modelo de negocio, sí te recomiendo crear productos o servicios innovadores o diferentes o tiendas especializadas.

Una vez que tengas estos puntos de anclaje fijados, puedes empezar a trabajar en tu modelo de negocio.

Una de las formas más populares es utilizar el formato Business Model Canvas.

Te lo explico.

Cómo crear tu modelo de negocio con Business Model Canvas

Este método consiste en definir los siguientes apartados:

  • Segmentos de mercado
  • Canales
  • Fuentes de ingresos
  • Actividades clave
  • Estructura de costes
  • Propuestas de valor
  • Relación con los clientes
  • Asociaciones clave
  • Recursos clave

Son los aspectos que definió Alexander Osterwalder en su libro “Generación de modelos de negocio” y que ha servido para crear un modelo estándar en el ámbito empresarial.

Es posible que te estés agobiando.

Que no sepas responder a la mitad de las cosas que pide el esquema de Osterwalder.

No te preocupes, porque al final todo se resume en los puntos básicos que te he comentado al principio: debes tener claro qué vendes a quién, qué le vas a aportar, cómo se lo vas a vender, cómo te vas a organizar y si al final todo esto es rentable.

Cómo validar un modelo de negocio en el mercado

Para validar tu modelo de negocio tienes que lanzarlo lo antes posible y ver si es compatible con tus medios y con los de tu equipo, si lo tienes.

Además, comprueba cuál es el tamaño real del mercado, quiénes son tus competidores y qué márgenes de ganancias puedes llegar a tener.

Todo esto te permitirá dilucidar más o menos dónde está el límite de tu crecimiento, al menos en el momento de lanzar tu modelo de negocio.

Una vez que lo hayas hecho podrás:

  • Determinar si tu producto o servicio aporta valor a la gente y le interesa
  • Determinar si hay gente que pagaría por lo que ofreces

Si la respuesta a estas dos cuestiones es afirmativa, tu modelo de negocio estaría validado y podrías empezar a trabajar en él.

Ejemplos de modelos de negocio

Y como sé que te encantan los ejemplos, aquí te dejo algunos para que entiendas bien qué es un modelo de negocio:

  • Henry Ford basó su modelo de negocio en la producción en cadena
  • “Cebo y anzuelo”: este modelo de negocio se basa en vender un producto base barato y cobrar por recambios (cuchillas de afeitar, impresoras y tinta…)
  • Modelo de negocio de franquicia: arriesgas mucho menos ya que existe una imagen de marca consolidada, unos procesos…
  • Modelo de negocio de suscripción: hoy día es el que persigue mucha gente ya que permite generar ingresos recurrentes con productos virtuales
  • Modelo de negocio “Eye Balls”: ofreces un espacio gratuito para subir información, comentar… Y obtienes rentabilidad con publicidad y patrocinadores.
  • Modelo de negocio por afiliación: animas a tus clientes a comprar productos y servicios de terceros por los que te llevas una comisión.

Seguro que se te ocurren algunos más viendo esta lista.

Lo que a mí me interesa es que veas que un modelo de negocio no se basa en lo que vendes sino en el sistema que subyace bajo tu producto o servicio, la estrategia que conforma el motor de tu negocio.

Cuando tienes definido tu modelo de negocio puedes volver a él una y otra vez cada vez que tengas que tomar una decisión, sea cual sea.

Del modelo de negocio pueden depender los copys de tu web y de tus redes sociales, la imagen corporativa, la búsqueda de financiación… Así que te recomiendo trabajarlo cuanto antes.

Aprende a Vender

Deja una respuesta