¿Qué se necesita para empezar una campaña de e-mail marketing efectiva?

El e-mail marketing es barato y fácil de implementar, pero para que sea efectivo, para que se puedan lograr resultados, es necesario tener en cuenta algunos otros aspectos más allá de integrarse a la primera plataforma que se encuentre y armar una base de datos por impulso y no por razones o fundamentos.

Una estrategia de marketing inspirada en resultados

Los resultados son la razón de que el e-mail marketing sea considerado hoy en día como uno de los recursos más interesantes con los que cuentan las empresas -sobre todo las más pequeñas, las de presupuestos más ajustados y los profesionales independientes-, porque una correcta implementación de estas campañas puede repercutir directamente en resultados y en crecimientos exponenciales en el corto plazo, cosa que posiblemente no sucedería con otro tipo de implementación del marketing digital.

Pero para que eso sea posible, es evidente la necesidad de tomar algunas consideraciones importantes, porque es importante resaltar que no por ejecutar una campaña de e-mail marketing, todo resultará positivo, se logrará un crecimiento exponencial y todo andará sobre ruedas. No siempre es así y seguir algunos consejos será elemental para tener ese éxito que tanto se anhela y hasta se necesita para darle viabilidad comercial a una idea en internet.

Elegir la plataforma adecuada

El primer paso para comenzar una buena campaña de e-mail marketing es buscar una plataforma que pueda otorgar las suficientes ventajas como para considerarla la adecuada. Dependiendo de la necesidad de la empresa, de su envergadura o la cantidad de contactos o mensajes que quiera gestionar cada mes, será necesaria una plataforma u otra, o serán necesarios algunos planes de pago u otros.

Lo bueno de todo es que existen servicios de emails masivos gratis en internet que tienen características propias de un servicio de pago, y que por esa razón, son adecuadas para todo tipo de necesidades, ya que se ahorra desde el primer momento y no por ello se pierden funcionalidades o calidad en la forma de gestión de las campañas.



Para escoger la plataforma de e-mail marketing adecuada se deben considerar ciertos aspectos, como:

  • Capacidades mínimas suficientes: al hablar de capacidades en un servicio de e-mail marketing se hace referencia a la cantidad de envíos de correos que permite cada mes, y a la cantidad de usuarios que puede tener una base de datos de suscriptores. Dependiendo de la necesidad -si es un boletín de noticias, si es una campaña puntual, si es una gran empresa con gran volumen de contactos o una startup que apenas se consolida en el mercado-, una capacidad determinada podrá ser suficiente o no. Servicios como Mailrelay tienen una capacidad mínima que puede encajar con la mayoría de las necesidades, con hasta 15.000 correos y 3.000 contactos en la base de datos.
  • Editor de campañas intuitivo: arrastrar y soltar es el secreto para el éxito de los editores de correos electrónicos para e-mail marketing más conocidos de la actualidad. No todas las plataformas cuentan con este beneficio, y lo mejor es buscar aquellas que sí lo permitan, porque las campañas serán más fáciles de crear, de modificar y de personalizar siguiendo los parámetros y el estilo que tanto la campaña como la identidad de la empresa sugieren.
  • Calidad técnica: algunas empresas de e-mail marketing no son más que un mal servicio de e-mail masivo que terminan siempre en la bandeja de spam de los usuarios. Lo mejor es buscar aquellas empresas que por su forma de operar técnicamente permiten que todos los mensajes puedan ser liberados de la forma correcta, a la vez que permitan personalizar los horarios de envío, permitan programar campañas, y tengan paneles estadísticos y de informes lo suficientemente detallados como para representar un caso de estudio y de mejora en sí mismos, en favor de obtener mejores resultados, en clics, ventas, contrataciones, suscripciones, cada vez.

Empezar y mejorar, en ese orden

Uno de los problemas -y de las virtudes, también- del e-mail marketing, es que se puede personalizar absolutamente todo: el mensaje, el formato, la tipografía, la audiencia, el horario de envío para cada uno de los suscriptores, la frecuencia de envío en caso de que sean campañas de newsletters en serie, y así un sinfín de recursos a favor de la campaña.

Eso, que es magnífico y detalla la robustez del método, a su vez conduce a que muchas personas, empresas y profesionales del marketing digital se vean frenados con la implementación misma de la campaña por tener que llevar a cabo una fase de creación y perfeccionamiento que no termina de acabar y dar paso a la liberación misma de los mensajes, al envío de los correos, propiamente dicho.

Por eso, más que un consejo particular, es un recordatorio acerca de lo más importante de una campaña de e-mail marketing: su realización, su envío. La mejor campaña de e-mail marketing es la que se mejora conscientemente después de haber sido implementada, y no antes de hacerlo.

¿Cómo mejorar en ese sentido? Utilizando plantillas de email para la creación rápida y eficiente de los recursos, sin distinción de formatos y adaptándolos rápidamente a lo que se busca obtener por parte de la audiencia -las plantillas de e-mail marketing están relacionadas más con la calidad del mensaje y la intención, que con formatos y diseños-, lo que se puede traducir en que las empresas puedan realizar su primera campaña en cuestión de minutos. Y sólo posteriormente puedan dedicarse a corregir y mejorar aquellos aspectos que puedan no haber funcionado tan bien.

Lo único que se necesita para empezar una campaña de e-mail marketing exitosa, es una plataforma que cumpla con las características de calidad, de acuerdo al tamaño de la campaña que se quiera hacer y, desde luego, comenzar con el primer envío -para lo que las plantillas y el éxito de otros puede servir, siempre y cuando, se personalicen y adapten-. Posteriormente vendrán las mejoras, esos pequeños cambios en el formato, en el mensaje y en otros aspectos técnicos que derivarán en una estrategia muy eficaz, que logre conseguir resultados notables para la viabilidad del negocio, a un coste cada vez más bajo, debido a las correcciones a realizar para mejorar durante la campaña.

Vía: Marketing Directo

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *