Talento joven: ¿Cómo puedo atraerlo hasta mi marca?

La pandemia ha afectado especialmente a los jóvenes. Aquellos que se adentraban por primera vez en el mercado laboral y se han visto con un muro enorme que no pueden traspasar, o incluso aquellos que acababan de encontrar trabajo, pero por las circunstancias lo han perdido. La cifra confirma que más del 40% de los menores de 25 años no tiene trabajo, cifra que triplica la media de la UE y se convierte en la mayor tasa de paro juvenil en Europa.

Y no es el único problema con el que los jóvenes se encuentran una vez se sumergen en el mercado laboral. Las marcas tampoco saben captarles, enamorarles, para que se interesen por trabajar con ellas. «Perfect Match«, un estudio elaborado por la consultora LLYC así lo demuestra. Los datos apuntan a que tan solo el 20% de los encuestados muestra un gran entusiasmo por trabajar en alguna marca. La mayoría de las opiniones se centran en respuestas como “no me importaría” o el desesperado “si no tuviese otra opción”.

La investigación busca averiguar cómo reaccionan los jóvenes ante una oferta. Para ello se han analizado 100 empresas que generan mayor volumen de empleo en España a través de la tecnología y de técnicas de procesamiento del lenguaje natural que miden si las iniciativas de employer branding que poseen son efectivas o se pueden mejorar. Lo cierto es que la percepción que tienen los jóvenes no es de pleno rechazo, pero tampoco les entusiasma para adentrarse a trabajar en una determinada compañía.



Claves para atraer talento joven

María Obispo, Directora de Talent Engagement de LLYC en España, ha reconocido que «Este hecho pede ser un síntoma de propuesta de valor poco trabajadas y marcas que hacia el consumidor pueden ser fuertes, pero hacia el candidato no se han construido con la misma consistencia». A lo que concluye con la evidencia de que, si bien las marcas no generan rechazo, tampoco enamoran a los jóvenes.

Una de las principales conclusiones que se han sacado en el estudio es que la cercanía es clave para conectar con los candidatos en las ofertas de trabajo. Aun así, hay que diferenciar entre este concepto y el exceso de confianza, puesto que puede atraer otros problemas. Lo importante es que, tanto la empresa como la oferta, resulten atractivas para el potencial trabajador, siempre cuidando el tono y el lenguaje para no caer en la publicidad excesiva y evitar crear así mala imagen.

Por otro lado, el informe destaca la demanda de los jóvenes hacia las empresas de demostrar con hechos lo que les cuentan. Según el estudio, estas afirmaciones con certificados o premios son un buen recurso siempre y cuando se sirvan como refuerzo y expliquen qué hacen en su día a día para ser como dicen que son. Por tanto, en la medida de lo posible se debe evitar decir cómo es la empresa sin demostrarlo o hacer una enumeración de títulos, premios o certificados. Si se lleva a cabo esta práctica, el candidato puede percibir que la empresa pone excusas e intenta demostrar lo que no es.

Por último se habla de la perspectiva del mercado laboral para los próximos meses. En este sentido se ha visto afectada por la crisis económica derivada de la pandemia, lo que ha hecho que se prevea una tasa superior al 20% de paro en 2020, cifra que cuenta con un 60% de los jóvenes que reconoce que el sentimiento hacia la oferta de empleo es fundamental a la hora de elegir empresa para trabajar. Esto sin contar la credibilidad que provoca en ellos la compañía, factor importante en el 90% de los jóvenes.

Herramientas para la captación de talento joven

El estudio ha servido para conocer el contraste entre las ofertas y los candidatos y mejorar así la identificación de oportunidades.  En concreto, el estudio de LLYC permite identificar tres ejes de trabajo que podrían mejorar el éxito de las iniciativas de employer branding en las organizaciones:

1. People Analytics

La tecnología, y el Big Data, la inteligencia artificial y las técnicas del lenguaje natural en concertó, permiten profundizar en las expresiones espontáneas que ayudan a descubrir patrones de comportamiento.

2. Trabajar la marca

Para conseguir una percepción amigable deberemos trabajar internamente y de forma coherente con nuestro modelo de negocio. Hay que se consistentes ya que los candidatos siempre se empaparán de información previamente a solicitar n empleo.

3. Employer branding

Las técnicas de las empresas para captar talento deben ser creíbles. Para ello deberán tener en cuenta la afinidad con los candidatos potenciales y el conocimiento sobre nosotros mismos.

Daviz González Natal, Socio y Director Senior de Engagement de LLYC concluye diciendo: «En definitiva, para mejorar su marca empleadora, las compañías necesitan conocer las expectativas y necesidades de su candidato ideal, incrementar su notoriedad a través de la comunicación no solo de intenciones, sino de hechos, y comunicar con transparencia y credibilidad su propuesta diferencial».

No cabe duda que la generación más joven tiene muchos aspectos aun desconocidos. Si quiere saber más sobre este grupo de personas, no se pierda las tendencias que definen a los centennials y millennials según Spotify.

Vía: Marketing Directo

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *