Un gráfico calcula las posibilidades de que un robot te sustituya en el trabajo

¿Te preocupa que un robot pueda sustituirte en el trabajo? Este informe calcula las posibilidades de que eso ocurra.

De un tiempo a esta parte es habitual encontrarse con titulares un poco apocalípticos relativos a la influencia que ejercerán, en un futuro no muy lejano, los robots en el mercado laboral, y que predicen que acabarán sustituyéndonos en muchos trabajos.

Habrá que esperar para ver cuántos de estos pronósticos se cumplen, aunque lo cierto es que ya empezamos a ver tareas que desempeñan máquinas con inteligencia artificial.

Con la idea de calmar la incertidumbre que este tipo de noticias pueden generar y las dudas de muchos acerca de su futuro laboral más inmediato, la prestigiosa consultora McKinsey ha elaborado un informe en el que calcula las posibilidades que tienen diversos trabajos y tareas de ser sustituidos por robots.

Así, concluye que las tareas con menos opciones de ser ejecutadas por robots son aquellas que tienen que ver con trabajo físico impredecible (que se desarrolla en entornos cambiantes y que no se pueden controlar al 100%, como por ejemplo espacios naturales o trabajos con seres vivos), con la interacción con otros agentes del sector (lo que vendría a ser relaciones comerciales, con proveedores o incluso labores de relaciones públicas) y con la puesta en práctica de conocimientos adquiridos y expertise (es decir, tomar decisiones, gestionar proyectos o planificar tareas).

Viéndolo en un ejemplo claro: una enfermera, que interactúa con pacientes constantemente y se mueve en un entorno cambiante, difícilmente será sustituida por un robot; pero sí hay tareas rutinarias y predecibles en su día y día que sí podría desempeñar una máquina (las comidas y cierta medicación que hay que programar cada ‘X’ horas).

Los cargos de gestión y dirección tampoco estará ajenos a la automatización. Deberán identificar aquéllas tareas susceptibles de ser desarrolladas por máquina, no con el ánimo de reducir plantilla sino tratando de aumentar la productividad. Además tendrán que preparar a sus empleados para trabajar mano a mano con los robots, adquiriendo nuevas habilidades y reorientando su función.

Si quieres consultar el informe completo, puedes hacerlo en este enlace.

Vía | businessinsider.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *