4 bloqueos que te impiden encontrar pareja

¿Piensas que tienes mala suerte en el amor? ¿No logras encontrar pareja aunque te gustaría hacerlo? Quizá sea algún bloqueo psicológico el que te limite al respecto.

La vida en pareja no es la única alternativa, desde luego. No obstante, si en este momento deseas compartir tu vida con una persona y después de un tiempo no hay nadie que encaje, tal vez se deba a ciertas trabas psicológicas. Nuestra mente puede sabotearnos de formas tan diversas y sutiles que, en ocasiones, pasan desapercibidas. Sin embargo, una vez que identifiques los bloqueos que te impiden encontrar pareja, podrás comenzar a trabajar en ellos.

La mayor parte de las personas experimentamos, en algún momento, bloqueos en algún área de nuestra vida. Esto es, creencias, ideas o patrones de pensamiento que nos limitan en la consecución de una meta. Si, en tu caso, encontrar pareja parece un objetivo inalcanzable, pregúntate si te identificas con alguna de las siguientes situaciones.

Algunos bloqueos que te impiden encontrar pareja

Sientes que no lo mereces

La falta de mérito percibido puede ser el origen de las dificultades para encontrar pareja. La autoestima, la confianza y la valía percibida respecto a uno mismo son fundamentales a la hora de relacionarnos con otras personas, especialmente a nivel amoroso.

Tal vez consideras que no eres lo suficientemente atractivo, culto, interesante o exitoso. Quizá, a un nivel más o menos profundo, sientes que no mereces que otra persona te ame, que no tienes mucho que ofrecer, que los demás son mejores que tú.

Es importante que recuerdes que la perfección no existe y que todas las personas tenemos virtudes y áreas de mejora. Siempre habrá alguien más joven, más esbelto o más inteligente, pero esto no significa que no tengas mucho que aportar a una relación. Por ello, comienza por trabajar en tu amor propio y empieza a verte como te gustaría que otros te vieran.

Tienes miedo a comprometerte

El miedo al compromiso no siempre se manifiesta de una forma clara y evidente. Tal vez crees que deseas, por encima de todo, construir una relación sólida y duradera. Sin embargo, es posible que alimentes un miedo a mostrarte vulnerable, a confiar y a depender de otra persona.

Una mala experiencia pasada (bien sea con alguna expareja o con alguna de tus principales figuras de apego en la infancia) puede haberte llevado a creer que amar es exponerte al peligro de ser dañado. ¿No es lógico, entonces, que trates de protegerte?

Si sientes que este es tu caso, trabajar esas vivencias anteriores puede ayudarte a sanar y a comprender que todo vínculo implica un riesgo, pero que la alternativa puede estar dañándote incluso más.

Tienes un mal concepto de lo que buscas

Los seres humanos podemos llegar a ser sumamente contradictorios. Deseamos una vida en pareja, pero creemos que las relaciones nos restan libertad. Buscamos a un compañero o compañera, pero podemos pensar que todos los hombres son infieles y superficiales, o que todas las mujeres son manipuladoras e interesadas.

Desde esta visión es realmente difícil encontrar una pareja, pues ¿por qué desearías estar con alguien con unas cualidades tan negativas?

Si este es uno de los bloqueos que te impiden encontrar pareja, puedes replantearte el concepto que tienes del amor y de tus potenciales parejas. Intenta ver en las parejas de tu entorno un lugar para la inspiración, en ver de para la envidia o la crítica. En vez de señalar a cada mujer interesada o a cada hombre infiel y utilizarlos para reforzar tu creencia, busca ejemplos que reflejen lo que deseas: una persona amorosa y respetuosa.

Te sientes una víctima

Por último, es importante que procures salir de la mentalidad de víctima. ¿Cuántas veces al día te repites la mala suerte que tienes en el amor? ¿Cuántas veces recuerdas y repasas todos tus fracasos amorosos?

En lugar de sentirte desdichado y atrapado en una situación injusta, reconoce que tienes la capacidad de cambiarla. Identifica qué te fue bien en el pasado y aprende de lo que fue mal, mantén una idea clara de lo que deseas y procura trabajar el optimismo, ya que esta disposición te ayudará a estar más abierto a las oportunidades que se presenten.

Los bloqueos que te impiden encontrar pareja pueden trabajarse

Si te sientes identificado con alguna de las situaciones anteriores, no pienses que alguna de ellas es una condena a la soltería. Al contrario, son el mapa que te orientará acerca de aquello que debes trabajar.

Las creencias son aprendidas y, del mismo modo, pueden desaprenderse. Ahora que ya has reconocido tus bloqueos, estás más cerca que nunca de transformarlos para alcanzar la relación que deseas vivir.

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *