El simple ejercicio que puedes hacer cada día para disminuir el colesterol y la presión sanguínea

Aunque la genética, algunas afecciones y el consumo de fármacos también juegan su papel, tener un estilo de vida poco saludable es el factor más importante que influye sobre el colesterol. Si eres una persona sedentaria y con mala alimentación, tienes más papeleta para sufrir futuras enfermedades cardíaca y accidentes cerebrovasculares. 

Cuando el colesterol malo es alto se forman depósitos grasos en los vasos sanguíneos y no llega al corazón toda la sangre rica en oxígeno que necesita. La falta de actividad física, la diabetesel tabaquismo, la mala alimentación, la grasa abdominal y la obesidad son algunos de los factores que incrementan el riesgo.

En el aspecto de la dieta, la Organización Mundial de la Salud recomienda no superar los 300 miligramos diarios y controlar el consumo de grasas saturadas. 

Evitar alimentos fritos, procesados e hidrogenados, optar por las grasas monoinsaturadas como las que tienen los frutos secos, el aguacate, el aceite de oliva o el pescado azul o aumentar la fibra soluble son algunas maneras de reducir el colesterol sin medicación.



¿Qué ejercicio es el mejor para reducir el colesterol y la hipertensión?

El ejercicio tiene la llave para reducir el colesterol y regular la presión arterial, según un reciente documento de la Asociación Estadounidense del Corazón, que brinda pautas a los profesionales de la salud para prescribir actividad física. 

«Realmente queríamos asegurarnos de que todos los médicos se sintieran empoderados y eliminaran el miedo de la actividad física porque no es necesario ir al gimnasio todos los días o correr 5 millas todos los días», dijo Gibbs, profesor asociado del departamento de Salud y Desarrollo Humano en la Universidad de Pittsburgh al medio Today.

Aproximadamente el 21% de los adultos estadounidenses, o 53 millones, tienen la presión arterial ligeramente elevada de acuerdo con las pautas publicadas en 2017, mientras que un 28% muestran niveles demasiado altos de colesterol, por encima de 70 mg / dL.

El colesterol elevado y la presión arterial suelen darse de forma simultánea, y la actividad física es la mejor manera de abordarlos, ya que es más sencillo de implementar que los cambios profundos en la dieta o que perder peso. 

Ahí es donde puede entrar el ejercicio. Aborda ambos problemas y puede ser más fácil de implementar para las personas que perder peso o cambiar la dieta, algunos de los otros tratamientos de estilo de vida que pueden ayudar, y viene con muchos otros beneficios para la salud.

¿Cuánto ejercicio hace falta? Es recomendable practicar de 150 a 300 minutos de actividad física de intensidad moderada por semana, o de 75 a 150 minutos de ejercicio de intensidad vigorosa. También es válida una combinación de ambas. Pero también se ha descubierto que los períodos cortos de ejercicio pueden prolongar la vida. 

En cuanto al tipo de ejercicio, se recomiendan especialmente el ejercicio aeróbico y el ejercicio de resistencia. Caminar a diario un rato a paso ligero es la mejor recomendación para aquellas personas que no hacen deporte, ya que es muy sencillo incorporarlo a la rutina diaria y no requiere de ningún equipo, detalla el documento de la Asociación Estadounidense del Corazón.

Otra investigación reciente determina que la actividad física ligera, como caminar, trabajar en el jardín o hacer tareas domésticas, es clave para recibir beneficios. 

A los 3 meses de comenzar a realizar ejercicio de forma regular ya se puede percibir el impacto.

Andrea Núñez-Torrón Stock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *