¿El truco para comprar una casa en el futuro? Contrata una hipoteca contigo mismo y ahorra cada mes

En el mercado de casas de alquiler cada vez hay viviendas más pequeñas y, eso sí, a menor precio. La pandemia ha hecho que en España crezca el interés por comprar una casa, sobre todo, segundas residencias en entornos naturales y rurales. Sin embargo, el problema con el que se encuentran muchas personas es que no pueden hacer frente a la cantidad de entrada exigida o, directamente, a la cuota mensual. En Idealista dan un consejo para que, dentro de unos años, puedas cumplir con tu objetivo de comprar una casa: sería algo así como contratar una hipoteca contigo mismo

Ergo, ahorrar cada mes una cantidad que, a ser posible, se acerque bastante a la cuota que deberías pagar por esa casa a la que has echado el ojo, si formalizaras un préstamo hipotecario con el banco. Entonces –se preguntan en Idealista y seguro que también lo hacéis vosotros–, ¿simplemente se trata de ahorrar?

De manera genérica, sí. No es, ni más ni menos, que ahorrar. Pero en la forma de ahorro convencional, cada persona guarda mensualmente el dinero que le sobra, sin obligaciones. Incluso ‘tira’ de él si surge algún imprevisto. Y eso es lo que hay que evitar. Es decir, se necesita una fórmula en la que el ahorro sea como un pago fijo e ineludible. Como si, de verdad, hubieras firmado una hipoteca. 

Lo que recomiendan en Idealista para que te sea más fácil comprar una casa en el futuro es abrir otra cuenta bancaria (ya sea en la misma entidad que la que ya tienes o en otra) y programar un pago de ‘X’ cantidad un día fijo de cada mes. Obviamente, puedes suspender el abono cuándo quieras (cosa que no se puede hacer cuando es un banco el que lo reclama), pero algo de fuerza de voluntad también hay que tener.



¿Cuánto pagarte de hipoteca cada mes?

Aconsejan, como ya se ha comentado anteriormente, que la cantidad sea cercana a lo que te costaría mensualmente la hipoteca. Como ejemplo, apuntan que una hipoteca de 200.000 euros a 20 años, a tipo fijo del 1,5% TAE, supondría una cuota de 950 euros. Se puede utilizar un simulador de hipotecas para acercarse lo máximo posible a la cantidad ideal. 

Obviamente, todo dependerá de lo que pueda ahorrar cada persona al mes. 950 euros, para mucha gente, es una cantidad imposible de guardar. Que cada uno o una calcule cuánto podría ahorrar (siendo ambiciosos) y deje la hucha del cerdito por una cuenta bancaria con un pago fijo programado. Quizá, así, te sea más fácil comprar una casa.  

Óscar F. Civieta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *