Esta pareja ha convertido un autobús en la minicasa de sus sueños: así es por dentro

Cuando Charlie MacVicar, de 26 años, y su novio Luke Walker, de 27, decidieron mudarse juntos, tenían claro que no querían estar atados a una hipoteca o pagar un alquiler excesivo.

El padre de MacVicar es dueño de un terreno en Essex, Reino Unido, en el que la pareja podría vivir, por lo que valoraron muchas opciones, desde convertir un container hasta renovar una caravana, antes de decidirse por un autobús de 2 plantas para tener más espacio.

Vieron muchos vehículos, pero la mayoría requerían de demasiado trabajo y no eran lo suficientemente espaciosos para Walker (que mide 1,8 metros). Finalmente, encontraron la opción perfecta: un auténtico autobús rojo Go-Ahead London Volvo Plaxton que compraron en 2017. De hecho, seguía llevando pasajeros un mes antes de que ellos lo adquirieran.

Se gastaron unos 2.834 euros en el autobús, otros 17.000 euros en la reforma y tardaron aproximadamente un año en camperizarlo. Llevan viviendo en él desde 2018, desplazándose al trabajo hasta que la pandemia de coronavirus empezó en marzo de 2020.

Si bien MacVicar le dijo a Business Insider que le pagan a su padre una pequeña cantidad de alquiler para poder aparcar en su terreno, sus gastos son mínimos.

El autobús está parado justo al lado de un estanque y la pareja tiene incluso 2 cabras, Monty y Darwin.

“Cuando vives en un autobús tu vida es extraña, por lo que no es raro que además tengamos 2 cabras”, bromeó MacVicar.

Ninguno de ellos tenía experiencia en construcción o diseño, y al principio tuvieron problemas con la renovación

MacVicar es coordinadora de logística y Walker trabaja para una compañía de seguros.

«Definitivamente fue un shock para el sistema», explicó MacVicar sobre la renovación del autobús sin tener experiencia previa en construcción.

“Nos sentimos realmente abrumados. Como si fuera la primera vez que cogía un destornillador», contó.

Afortunadamente, ambos tenían la ayuda de amigos y familiares y contrataron a profesionales para algunos de los trabajos más complicados, como fontanería y electricidad.

MacVicar añadió que idear los planes para las 2 plantas fue todo un desafío, ya que pocos de estos autobuses se han convertido en hogares. Comentó que tenían muy pocos ejemplos de los que partir en términos de inspiración o planos para un autobús que tiene 4,4 metros de alto, casi 10 metros de largo y 2,5 metros de ancho.

El autobús está totalmente equipado, como una casa normal

En la planta baja, hay una cocina completa con horno, estufa, microondas, fregadero y nevera, una lavadora y una mesa de comedor con capacidad para 3, así como una sala de estar con una estufa de leña, además de un pequeño espacio de escritorio.

También hay un baño con inodoro y lavabo, el único espacio privado en el autobús, que por lo demás es completamente abierto.

Si bien no tienen ducha, hay una bañera victoriana independiente con patas en la planta superior del dormitorio, que tiene una cama de matrimonio con 2 mesitas de noche y un televisor. MacVicar dijo que tuvieron que meter la bañera a través de una ventana de emergencia con una grúa.

También hay un vestidor grande.

«Cualquier cosa que podríamos tener en una casa, no siento que nos falte en el autobús. Lo hemos hecho funcionar», dijo.

Tienen electricidad, WiFi, agua, y gas.

MacVicar explicó que toda la planta de arriba tuvo que hacerse a medida, ya que el suelo se curva ligeramente, y que hubo que levantar el suelo de abajo para las tuberías y el acceso al agua.

También tuvieron que trabajar alrededor del asiento del conductor y las rueda para mantener el autobús en funcionamiento. Si bien ha estado aparcados desde 2018, pensaron que no era mala idea mantener la posibilidad de arrancarlo.

MacVicar opina que mantener las cosas abiertas hace que el espacio parezca mucho más grande.

«Creo que cuantas más cosas construyas, el autobús parecerá más pequeño», añadió.

La característica favorita de MacVicar es la bañera, y le encanta darse un baño mientras brilla el sol, contempla sus cabras y el estanque cubierto de nenúfares.

El autobús sigue siendo un proyecto al que añadirle mejoras, según MacVicar. Por ejemplo, la estufa de leña la instalaron hace poco y planean construir una ducha al aire libre este verano.



Hay mucho espacio

«Recuerdo haber visto algunos pisos con mi novio y, para ser honesta, parece que tenemos mucho más espacio que algunas personas que conocemos», opinó MacVicar. También tienen casi 2 hectáreas de espacio al aire libre.

La reducción de espacio no fue un gran problema para la pareja, ya que ambos habían estado viviendo en casa de sus padres hasta el momento, teniendo cada uno su propia habitación y compartiendo el resto de la casa con su familia. En esencia, para ellos supuso un aumento de espacio.

La pareja dijo que empezar a vivit en el autobús es lo mejor que han hecho

Si bien están a unos 10 minutos de las tiendas y un barrio residencial, MacVicar dijo que su terreno es increíblemente privado: no hay vecinos ni tampoco farolas. En cambio, están rodeados de vegetación con vistas a un estanque con su propio bote de remos.

«Por la noche es como una ventaja, está muy oscuro y no hay nadie cerca, y es muy tranquilo y pacífico», dijo.

El autobús tiene principalmente ventanas, y MacVicar explicó que decidieron no poner cortinas porque les encanta la abundante luz natural y no hay vecinos que puedan observarte.

A MacVicar le encanta la vida en el autobús, aunque admite que la temperatura es una desventaja. El autobús no está aislado, por lo que, a pesar de haber instalado calefactores, una estufa de leña y una unidad de aire acondicionado, hace mucho frío en invierno y mucho calor en verano, y que hay que prestar atención a la condensación para evitar el moho.

Alguna veces, admite que los inconvenientes hacen que se plantee por qué tomó la decisión de mudarse a un autobús, pero la mayoría de veces ambos se sienten muy contentos de haberlo hecho.

Para MacVicar, el autobús les permite disfrutar de las cosas simples de la vida.

«Me encanta poder mirar hacia afuera y ver mis cabras y tener un espacio más campestre y al aire libre. Ha sido lo mejor para nosotros», afirmó al final.

Sophie-Claire HoellerInsider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *