Este es el motivo por el que los millonarios siempre consiguen aumentar sus ganancias y hacerse cada vez más ricos: aplícalo para alcanzar la libertad económica

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado por qué los ricos siempre consiguen hacerse más ricos, una situación que suele ser habitual en épocas de crisis económica o de incertidumbre en el mercado.

Si eres de aquellos que sufren para llegar a fin de mes o simplemente estás descontento con tu nivel de  ingresos haces bien en tratar de responder a esta pregunta, ya que en ella se encuentran las claves que te pueden ayudar a ganar más dinero.

El libro sobre finanzas personales Toma el timón: por qué los ricos se hacen más ricos y tú sigues sin llegar a quincena, escrito por Francisco García Pimentel y Salvador Manzano, ofrece una respuesta útil a esta cuestión. 

Uno de los pasajes más esclarecedores de esta publicación es una parábola en la que se explica el comportamiento de los ricos, la clase media y los pobres con símiles del ámbito marítimo. Las ideas expuestas en dicho texto se resumen de la siguiente forma: los pobres no tienen barcas, la clase media tiene barcas de remo y los ricos tienen barcas de vela.

Según los autores, si todos tuviesen que llegar a la misma isla, los ricos siempre partirían con ventaja porque sólo tienen que ser impulsados por el viento, mientras que los pobres tendrían que llegar a nado y la clase media remando, lo que supone un mayor esfuerzo.

Esta isla representa la libertad y autonomía económica, mientras que el océano sería el mundo y el viento representa el dinero.



¿Qué puedes hacer para aumentar tus ingresos?

Las personas con pocos ingresos, según detalla el libro, están demasiado ocupados tratando de mantenerse a flote, por lo que sólo pueden ver las velas de las barcas cuando pasan cerca. Esto en realidad significa que están demasiado centrados en una única fuente de ingresos, su trabajo, que no les permite ver más allá ni elaborar otras estrategias más rentables.

La clase media, aunque dispone de más facilidades, se encuentra exhausta por tener que remar constantemente, por lo que siguen trabajando sin detenerse a pensar de qué forma pueden llegar a la libertad económica.

Los ricos, por el contrario, utilizan el viento que sopla en el mar para vivir, y como el barco se mueve por sí solo pueden centrarse en otras cuestiones. Como tiene más tiempo libre y capacidad de decisión pueden tomar riesgos y cambiar el rumbo si es necesario.

El libro propone adoptar esta mentalidad, aunque sea con un barco de velas pequeño y modesto. Esto se consigue buscando diferentes fuentes de ingresos, de modo que la barca comience a ser impulsada por el viento y no por el agotamiento de sus tripulantes.

Una forma de conseguirlo es empezando a hacer inversiones, sin necesidad de desligarte de tu trabajo como asalariado. Las inversiones no son sólo para ricosy con algo de cultura financiera puedes obtener logros importantes. Por ejemplo, tener cuentas remuneradas, depósitos o aprender a invertir en bolsa son buenos primeros pasos.

Generar ingresos pasivos es la mejor forma para conseguir que tu barca tenga una vela, siguiendo los símiles de este libro. Aprender a acumularlos y a que crezcan rápidamente es una labor que puedes empezar desde ahora, aumentando tus conocimientos sobre las finanzas.

En cuanto hayas conseguido una buena base podrás hacer otras inversiones y diversificar tus ingresos. Lo importante es que el dinero se mueva y que no dejes que se llene de polvo en tu cuenta bancaria. 

Enrique Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *